El peligro de rediseñar internet

Leo en Slashdot que el ministro japonés de telecomunicaciones (la versión nipona de nuestro nefasto Clós) planea reemplazar la internet actual por otra que estaría lista para uso comercial el año 2020 y que sería más rápida (claro, la actual también será mucho más rápida para 2020). Como cebo ofrece la tan quemada excusa de la seguridad: la nueva red sería más fiable frente al ataque de virus y ataques informáticos (News Launches).

Reinventar internet. Es una idea recurrente en el vender la moto de cada día. Juegan con nuestra psicología y nos dicen será más rápida sabiendo que inmediatamente pensaremos qué cantidad de cosas nos podremos bajar con esa velocidad. Pero velocidad de conexión y buena conexión no siempre es lo mismo y eso lo sabemos de sobra los clientes del lamentable servicio de ONO con su capado al p2p. Pero, ¿y si la internet más rápida que te puedas imaginar no te permitiera acceder a nada sin pagar? ¿De qué te serviría? Ya contesto no: De nada.

Por eso me llama la atención esta propuesta. Porque oímos algo así cada cierto tiempo y siempre pienso en el peligro que sustituir la internet actual. La actual internet es lo que es y permite lo que permite porque fue diseñada para ello (para comunicar con otras personas) fue diseñada, no todas las redes de computadoras tienen porqué ser así y eso lo saben todos aquellos que en su puesto de trabajo tienen un filtro que les dice qué puertos pueden usar y para hacer qué (por ejemplo, filtros de navegación que bloqueen webs como hotmail, blogger). Si internet te deja comunicar con cualquiera libremente es porque fue concebida como una herramienta de comunicación, no una herramienta de comercio, aunque precisamente sea su diseño abierto y libre el que haga posible el comercio.

Todo lo que necesitas para usar la red es atenerte a ciertos protocolos. Un protocolo es un apretón de manos. Dos personas se ponen de acuerdo en cómo van a hacer algo y lo sellan con un apretón de manos. Dos computadoras se ponen de acuerdo en cómo se van a enviar mutuamente la información (qué turnos, qué cantidad, cada cuanto tiempo) y lo sellan con un apretón de manos. Un protocolo. Y la internet actual es justa porque funciona a base de protocolos, acuerdos en los que ninguna de las dos partes impone a la otra cómo se harán las cosas.

Lo contrario sería una red basada en controles. Un control es una imposición de los términos de actuación o comunicación de una parte sobre la otra. Imaginen que un juicio es un protocolo. Una cárcel es un control. En términos informáticos un control es cualquier cosa que te limita, como la censura china en la red o los DRM de iTunes. Rediseñar la web dejando de lado su espíritu comunicativo para centrarse en su espíritu mercantilista llevará a que en un hipotético rediseño de la red no se busque facilitar la comunicación, sino el mercado. Forzar a las personas a pagar por toda pequeña pieza de información que desee (acceso a webs, descargas de música, de películas, …), indefinidamente. El sueño de multinacionales niponas como… Sony. ¿Curioso?

La implantación de las redes mesh está bloqueada por las omnipotentes compañías de telecomunicaciones y por fabricantes de hardware que aspiran a convertirse en productores de contenidos (de pago por visión y drm, claro), lo cual hace que absolutamente nadie incluya funcionalidades de comunicaciones sin capar en sus dispositivos. La legislación en materia de internet o es inexistente o es perjudicial, no hay buenas noticias en este ámbito y cuando legislan lo hacen a peor con leyes arbitrarias diseñadas para callar la ambición de los grupos de presión de turno. Por eso me parece tan alarmante las voces que hablan de rediseñar la web, porque ni mis queridos lectores, ni aquellos que jamás me van a leer, ni yo mismo tenemos el dinero suficiente para pagar a los abogados que presionarán para que la nueva red defienda nuestras libertades de comunicación actuales. Por eso esta propuesta me causa más estupor que entusiasmo. No es que la red se convierta en un sitio lleno de censura, es que un rediseño podría eliminar todo lo que de libertad hay en ella. Puede ser que sea el fin de la inocencia de internet, pero como decía aquel, y en el peor de los casos, virgencita, virgencita, que me quede como estaba. Que se concentren en otras cosas, la red actual ya funciona bien.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

One Comment

  1. Internet cada vez se desvía mas de lo que fue en su momento … y lo que las primeras generaciones de internautas, desde que fue formalmente internet, queríamos que fuera. Ellos quieren terminar de cambiarla, pero … ¿no podemos salir del juego? ¿debemos esperar pasivamente sus imposiciones y luchar contra ellas? Yo creo que es posible tomar la inciativa, debe serlo, de alguna forma debe serlo. ¿Porque no contruimos una red como quisieramos que fuera? Anónima, gratuita, descontrolada, libre … podemos hacelo!! … aupados sobre la red actual … empezando con pequeños grupos y uniendolos, tal como empezó la original pero 100 veces mas rápido.

Submit a comment