Las operadoras contra las tarifas planas

Hace un tiempo dedicamos una nota interesante a debatir el final de las tarifas planas. La hipótesis central del artículo es que los operadores van a intentar trasladar el hábito de pago por consumo habitual en los mercados y usuarios de telefonía móvil que nos parecen inimaginables en internet. Pongamos por ejemplo el lucrativo negocio de los tonos de móvil; en «la internet normal» nadie pagaría más de 1 euro por apenas 20 segundos de jingle que podamos usar como tono de móvil.

La realidad nos dice que el tráfico de internet aumenta, proporcionalmente, más que el gasto en internet. De esta forma, aunque las telecos ganan ahora mucho más que hace unos años, ganan menos dinero por gigabyte transmitido. A pesar de que enviar un sms sea más caro que recibir información de telescopios lejanos como el Hubble. El aumento del tráfico es utilizado también como excusa para pedir el fin de la neutralidad de la red, a pesar de que la infraestructura de la red crece más que el tráfico de la misma.

Realizando una deducción falaz, las operadoras pregonan a los cuatro vientos que necesitan más facilidades del gobierno: la más clásica es la de poder tratar los bits de diferente manera según la información que contengan, haciéndonos creer que los bits no son sólo bits y que una determinada conexión (digamos VoIP, o streaming usando YouTube) les cuesta más que otras (digamos navegar tan sólo para leer webs).

Hace más de un año, cuando comentamos el peligro de rediseñar internet, dijimos que la extensión de las redes malladas (o redes mesh), en las que cada dispositivo no sólo se comunica de forma inalámbrica con otro sino que tiene la capacidad de actuar de puente para que un tercer dispositivo que esté demasiado alejado del punto de acceso también pueda conectarse, estaba bloqueada por las operadoras.

Me pasan un enlace a una noticia de hace ya unos días en que se explica cómo un consorcio de operadores y fabricantes de chips para portátiles se han asociado para que todos los portátiles tengan de serie un chip idéntico a los que llevan los teléfonos móviles. Puede pensarse que pretenden estandarizar a los portátiles de gamas media y baja algo que a estas alturas sólo traen los portátiles de gama alta. La realidad resulta algo diferente: la intención es potenciar la extensión de «la internet móvil» en los portátiles por encima de la conectividad WiFi sin coste adicional, ya sea esta vía wifis abiertas (hay muchas por ahí, la mía entre ellas), wifis municipales (si no te tumba la CMT) o mediante la formación de hipotéticas redes malladas ciudadanas.

Hay aún los que piensan que es imposible convertir internet en un corralito, yo sigo pensando que para ello no hay nada mejor que nuestras propias acciones. Lo mismo convertirte en anfitrión de aquellos a los que puedas ayudar a subirse a tu nube (y cuantas más nubes mejor) que facilitar el acceso a la red sin trabas. Ni pagar por compartir, ni estar supeditados a los intereses de unas telecos que sueñan con segmentar las tarifas al máximo para que dejen de ser planas.

La traslación del modelo del móvil (absolutamente bajo control de la operadora) al modelo doméstico (tarifas planas más o menos universales) podría tener lugar con la extensión de las conectividades y la inclusión de internet en todas partes para nuestros portátiles. ¿Estamos preparados para evitarlo? Si no lo conseguimos, las tarifas planas del futuro podrían tener de planas nada más que el nombre y podrían no parecerse en nada a lo que ahora tenemos en casa.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

6 Comments

  1. Sí, todo eso es muy importante, las tarifas son muy importantes, pero la salud parece que no tiene ningún interés para los “expertos” en internet. Os preocupa más un céntimo en la tarifa que la proliferación caótica y sin control de las radiaciones electromagnéticas generadas por los wi-fi tituplén, “incluida la mia”. Cada vez más científicos dan la voz de alarma sobre el riesgo a medio plazo de estar sometidos a este tipo de radiaciones. La última vez hace poco lo advirtieron dos responsables máximos de oncología de dos hospitales prestigiosos de EEUU ante el congreso norteamericano. Pero no os proecupeis, a vosotros no os va a entrar cáncer, venís de familias inmunes. Un estudio reciente ha demostrado que los fans acríticos de las nuevas teconlogías tienen un gen que les inmuniza contra esa vulgar enfermedad…

    • Ya te ha contestado User13, así que no añado nada.

      La cienciología se queda en la iglesia: la radiación usada para la wifi no es ionizante ni cancerígena ni nada por el estilo, cuando haya estudios CONCLUYENTES al respecto me avisas. Ya está bien de tecnofobias, tecnocatastrofismos y pamplinas similares.

    • Desde tu casa a la panadería más cercana pasarás al menos por uno 2 centros de transformación de los que hacen que llegue la corriente eléctrica a tu casa. Esos centros de transformación emiten una radiación que te afecta igual que las lineas de alta tensión que tanto teme la gente. La tensión no es tán elevada pero todos pasamos mucho más cerca de ella. Si no quieres radiación en tu vida, apaga el aire acondicionado, el ordenador con el que escribiste tu comentario, la luz, el móvil, la televisión, la radio. Bueno baja el ICP de tu casa y te ahorras tiempo.
      Desde que la tecnología comenzó a evolucionar ha tenido detractores a los cuales el tiempo le ha quitado la razón. Cuanta más tecnología mayor esperanza de vida.

  2. [Modo Irónico ON] ¡¡Es verdad!! Las radiaciones electromagnéticas del Wi-Fi son ionizantes y tienen una potencia cientos de veces mayor a la que se recibe de forma diaria del Sol. [Modo Irónico OFF]

    Me parece aberrante la forma en que se pretende engañar al usuario final.
    Sin conocimiento de causa, supongo que estas medidas se pretenderán extender únicamente en España, ya que como siempre en temas de ISP’s y de Operadores telefónicos somos los más tontos.

    Aunque es tan fácil como utilizar solo la conexión del trabajo para “ocio” (de forma prudencial) y un módem USB con una OMV para consultar el correo en casa.

    • ¿Qué parte de «hipotética» debe entenderse como una afirmación categórica? Creo que antes de tacharme de indocumentado deberías pensar que ya sé que hay redes malladas ciudadanas con una importancia, en este momento, marginal. Que sean marginales no les quita importancia, todo tiene un comienzo. Que tengas la bocaza de tacharme de indocumentado y pensar que eso se me ocurre a mí sin pensar que quizá lo he visto en alguna parte (suponiendo que además de indocumentado soy un genio de la creatividad que saca las cosas de la nada) es algo que realmente te ha sobrado.

      Por lo demás, ánimo con esa comunidad/red mallada. Ése debería ser el futuro.

Submit a comment