No hace falta ser paranoico para temer a RFID

O eso al menos dice un artículo de The Boston Globe publicado hace unos días. [VIA Kriptopolis.org]

Aquí tenéis un párrafo traducido en Kriptopolis:

¿Por qué es tan temible? Porque muchos de nosotros pagamos nuestras compras con tarjetas de crédito o débito, que contienen nuestros nombres, direcciones y otra información sensible. Ahora imaginen una tienda con RFID en cada producto. A la hora de pasar por caja, el código digital de cada artículo es asociado con los datos de nuestra tarjeta de crédito. De ahora en adelante, ese par concreto de zapatos o ese cartón de tabaco están asociados con usted. Incluso aunque los tire, los chips RFID sobrevivirán. De hecho, Albrecht y McIntyre se enteraron de que la compañía telefónica BellSouth Corp. había solicitado la patente de un sistema para escanear etiquetas RFID en la basura, y utilizar esos datos para estudiar los hábitos de compra de consumidores individuales.

Spychips revela un plan del gobierno de los Estados Unidos para obligar a que se instalen chips RFID en todos los coches vendidos en Norteamérica. No gran cosa… hasta que te das cuenta de que la policía podría entonces rastrear tus idas y venidas sin más que colocar baratos lectores de RFID en los cruces clave.

Ya hace meses que leímos cómo fabricar un detector de RFID por menos de 30 euros. Un lector, siendo algo más complicado, no creo que se suba demasiado más allá de precio :-\

Cosas como esa me recuerdan que aunque nadie descarta que VISA pueda hacerlo en un futuro, desde luego los pioneros en implantar RFID en tarjetas de crédito han sido los de Mastercard, ni que decir tiene que por mi propia seguridad no pienso usar una tarjeta con RFID incorporado.

Aprovecho además para recordaros lo que ya hemos hablado sobre RFID, así como unos enlaces casi imprescindibles:

RFID en la Wikipedia
Polémica de la RFID (también en Wikipedia)
RFID en Kriptopolis

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment