La neutralidad de la red y la libre competencia

La red es, por ahora, un espacio de libertad. Si hay algo que permite que eso sea así es la neutralidad de la red: la incapacidad legal (no técnica) de bloquear conexiones entre nodos de la red, que hace que los ISPs mantengan sus posibilidades de negocio sin que adquieran poder para extorsionar al resto del mundo.

Leí en Slashdot una nota hace unos días que llevo varios días madurando para comentar: ¿está time warner filtrando el tráfico de iTunes?.

La sóla posibilidad, que parece avalada por diversos usuarios de Time Warner, de que eso sea cierto es para poner en alerta a cualquiera. Uno de los mayores ISP de Estados Unidos bloqueando el servicio a una de los mayores servicios de descargas de pago del mundo. Tiene su interés porque no es un bloqueo a conexiones p2p (recordemos que en EE.UU. los juzgados obligaron a cortar toda conexión con Isohunt, o que hace un par de días se supo que en Dinamarca censura a TPB).

Podemos argumentar que la lógica de distribución de las redes de pares suponen un nuevo paradigma económico (la lógica de la abundancia) frente al que ISP/gestoras/discográficas intentan imponer la lógica de la escasez.

Esto va mucho más allá: Una empresa bloquea a otra que compite con sus mismas herramientas (generando escasez), tan sólo porque técnicamente tiene en su mano el hacerlo. Para los amantes del libre mercado, esos que piensan que el mercado se organiza sólo (como la mafia, que también se organiza sola), aquí tenemos algo que debería hacernos pensar en si eso es verdaderamente posible.

Después de discutir ayer el estado de concentración creciente de la red no hay más que añadir que la superación de esta concentración mediante el fortalecimiento de todos y cada uno de nuestros nodos personales sólo será posible mientras exista neutralidad de la red.

Claro que ya sabíamos que la neutralidad de la red es el pilar sobre el que reside todo, pero es muy importante tenerlo claro si nos detenemos a analizar cómo hacen negocio los ISP. Resulta que desde 1999, año en que comenzaron a operar todas las tarifas planas (aquellas tarifas semiplanas 18-8 llenas de pitidos y cortes), el tráfico de los operadores debido a internet ha sido siempre mayor que el de las llamadas de voz convencionales. Sin embargo, en 2007 (casi 10 años después), los operadores siguen haciendo más beneficio con llamadas de voz que con Internet, cuyo tráfico no hace más que aumentar exponencialmente (GigaOM).

A la vista de estos datos hay una reflexión que aflora inmediatamente: si 10 años después los mayores beneficios de los proveedores de acceso a la red no es por las tarifas planas de sus usuarios sino por los servicios de pago tarifado (voz, sms, mms), ¿qué opciones hay verdaderamente de que los ISP adopten un sistema de pago por tarifa plana universal para todos los servicios? Ciertamente, no lo harán con facilidad.

Y ahí es donde comienzan a venir los problemas como el que tu ISP bloquee el acceso al mayor servicio de alquiler de música online. ¿Quieres acceder a iTunes? Pasa por caja. ¿Quieres acceder a Amazon? Pasa por caja. ¿Quieres BitTorrent? Pasa por caja. Todos quieren control. En el final de toda está lucha está la lucha cada vez más agresiva por imponer un sistema de escasez gestionado por ellos mismos (véase: todos quieren ser digg y nielsen y las marcas de agua).

Y si no tenemos cuidado, nuestros políticos acabarán otorgando lo que piden. Buscarán excusas y saldrán en nombre de una supuesta economía nacional. Pero para defender a esa supuesta economía nacional (¿de verdad una empresa puede tener colores nacionales?) nos exigirán a cambio derechos que en la sociedad digital no son renunciables: en un mundo permanente conectado, de la neutralidad de la red depende la libertad de expresión y eso es algo que está por encima del negocio de una empresa la que sea.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

One Comment

Submit a comment