Miserere mei, Deus, Mozart y la transmisión de la cultura

La historia del Miserere mei, Deus, su prohibición (y el final de la misma) y cómo un hacker se saltó las normas para transmitirlo al mundo. Y de cómo, asombrosamente, nadie lo culpó por ello sino que se le reconoció su función y se le honró por ello: vector transmisor de cultura.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment