Malasangre con la SGAE y el artisteo de los veinte duros

1. Alejandro Sanz sin rastro de autocrítica se dedica a decir que la industria musical se ha devorado a sí misma. ¿Y los músicos que se hartan a llamarme ladrón y pirata? Menos lobo, caperucita. El hombre que, según sus amigos, estaba perdiendo muchos Mercedes por culpa de la piratería presume de que él no tiene culpa de nada.

2. Jose Luis Borau, uno de los capos de la SGAE se aferra hoy a «esos centimillos miserables» que según él representa el canon y de camino echa balones fuera en una estrategia que describíamos aquí hace unos días. Cito vía David Bravo:

–Usted levantó ampollas diciendo que el canon era una cantidad miserable. Pues hay un millón de firmas en su contra.
–Es que son unos céntimos. El canon no es un invento español. Es una exigencia de la UE. De los 27 países, 25 están adscritos a esa fórmula. Si no hubiera canon, incumpliríamos las normas europeas.

Esa negrita es mía, ¿recuerdan lo que les contaba el otro día sobre el consenso de Washington y la puerta trasera para la toma de decisiones políticas dañinas amparándose en aquello de «estamos cumpliendo órdenes». Pues en toda la boca.

3. Y lo más apremiante a día de hoy (lo otro no deja de ser el cuento de la lechera, mentiras que no nos llevan al juzgado. El próximo 12 de septiembre tendrá lugar el juicio contra A las barricadas debido a la denuncia que Ramoncín interpuso en su contra. Desde aquí todo mi apoyo a los administradores en su lucha contra la censura.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment