Libranda y cómo a las editoriales se les acaba el tiempo

Comenta Antonio Ortiz en su blog:

«Gracias al DRM de Adobe Digital Editions el proceso de compra consiste en: descargar un software e instalarlo, crearse una cuenta Adobe ID, configurar para dar acceso a internet de forma que puedan comprobar que tenemos permiso para leer la obra que hemos comprado y, por último, descargar el archivo con el libro. Si algún valiente ha llegado hasta ahí, la odisea en el ciberespacio que es comprar un libro electrónico en España todavía no ha terminado: queda la pregunta ¿dónde podre leer esto que he comprado? ¿qué podré hacer con mi libro?»

Después de toda esa tortura, si usas un lector Kindle o uno basado en Android, ni siquiera podrás leerlo. La industria del libro no se muere, se suicida. Le queda poco tiempo y llegar años tarde no les saldrá barato.

Y eso sin olvidar que si llevan DRM no estamos hablando de comprar, sino de alquilar libros en formato digital.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Si el objetivo de Libranda fuese vender libros se entendería que la vía elegida no es la correcta, pero, ¿es ese su objetivo?, lo dudo. Más bien, lo que se pretende es lanzar un órdago para alegar que lo intentaron pero que internet está descontrolado y que hace falta tomar medidas represoras por la vía legislativa y policial. Nada nuevo bajo el sol.

    • He leído la hipótesis que lanza Galli. No es mala aproximación pero creo que yerra en algo fundamental: el sector editorial español está anquilosado, proviene del pasado y allí volverían si les dejaran elegir. Rechazan sistemáticamente todo cambio de modelo y están empeñados en nadar agua arriba… Quiero decir: toda esa planificación que Galli anuncia es inteligente (malvada y aprovechada, pero inteligente), éstos son más necios. Lo que no quita que pidan el canon mañana, como ya lo hicieron ayer: el préstamo es de pago en toda la UE hace ya unos añitos… (al Estado español lo multaron precisamente por no trasponer la directiva a tiempo). Efectivamente, nada nuevo bajo el sol. (Por desgracia.)

Submit a comment