Hadoop está muy vivo

Hadoop, nube de etiquetas

Leo una nota breve de Om Malik en su blog acerca de cómo Hadoop es un cádaver andante cuyo tiempo ya ha pasado y creo que es una de las raras ocasiones donde estoy fuertemente en desacuerdo con él.

Hadoop no acapara titulares, y posiblemente no los acaparará nunca más. Por supuesto, Google, Facebook, y el reducido grupo que son dueños del 80% de Internet y aspiran a encerrarte en sus jardines vallados no bailan con Hadoop, ni le van a dar bola.

Cuando eres un periodista acostumbrado a perseguir titulares siguiendo el rastro del dinero, de rondas de financiación, y de fusiones y adquisiciones, es normal que tengas el sesgo de pensar que lo que no copa titulares no existe y está muerto.

En este caso, no obstante, es erróneo. Hadoop, por su licencia, apunta a un modelo de negocio que lo hace alérgico al tipo de negocio que conduce a exageradas valoraciones, rumores, compras, y todo lo que da vidilla al periodismo tecnológico más amarillo y menos técnico.

Por contra, Cloudera y Hortonworks (que este mismo año ha culminado una fusión-adquisición de Cloudera) son el día a día de esa larga cola de empresas que mantienen negocios en números negros. Lo que sucede es que no tienen el halo mediático del último capricho de cualquier famosete de Sillicon Valley.

No, Hadoop está vivo, y mucho, pero lo está alejado de los focos.

Jose Alcántara
Resolviendo problemas mediante ciencia, software y tecnología. Hice un doctorado especializado en desarrollo de hardware para análisis químico. Especialista en desarrollo agile de software. Más sobre Jose Alcántara.