Habrá productos basados en blockchain y será tan habitual que ni siquiera lo mencionarán

No sabemos bajo qué forma se productificarán los smart contracts y otras tecnologías que puedan aparecer derivadas de blockchain.

Tampoco sabemos qué usos de los infinitos actualmente propuestos lograrán cuajar, porque ahora mismo todo el mundo habla de emplearlos para todo y en la mayoría de casos parecen no compensar las ventajas de las tecnologías actuales establecidas.

El ejemplo clásico de gran handicap de adopción es el de reemplazar a los bancos centrales adoptando criptomonedas como Bitcoin. El uso de Bitcoin como divisa frente a las divisas gestionadas por bancos centrales conlleva algunas ventajas y un buen montón de riesgos que como sistema y sociedad no creo que hayamos mitigado lo suficiente como para emplear bitcoin de forma seria. Garantías que damos por hechas como la reversibilidad de una transacción (que nos protege en caso de estafa) son imposibles de hacer valer usando bitcoin.

La solución, dicen son los contratos inteligentes, popularizados por Ethereum, pero de eso hablamos otro día.

Lo que sí sabemos es que cuando estas tecnologías empiecen a ser usadas por la industria, lo harán en productos que o no mencionarán en absoluto la tecnología que usan o lo harán de pasada, del mismo modo en que Spotify no te va diciendo que usa HTTP para hacer llegar la música a tu dispositivo.

Un ejemplo de producto basado en blockchain, creo que el primer producto por una compañía tradicional que yo haya conocido, es Fizzy, del grupo asegurador AXA. Utiliza smart contracts y blockchain para vender seguros cuya indemnización se ejecuta de forma automática en base a información públicamente disponible. Y si no miras muy bien todo el material, no encuentras las palabras clave de moda en toda el dossier que tienen disponible la web. (Pista: en el vídeo sí mencionan a blockchain.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *