Google, la expansión, las patentes y el cambio de filosofía.

Las noticias y los hechos se suceden y cuando se trata de Google parece que aún las cosas van más rápido. Hace unos meses dio un apretón de tuercas al mundillo de la mensajerí­a instantánea, apostando por estándares abiertos e incluyendo VoIP en su cliente. El apoyo a Jabber como protocolo está completamente en la lí­nea de google: ellos transfieren información, y no les importa el modo que uses para recogerla, en tanto se la pidas a ellos. Más adelante, en esa misma lí­nea aparecieron su buscador de blogs, y su lector de feeds. Y todo eso continuando con sus movimientos en apoyo a determinados proyectos estratégicos del software libre: como son los casos de Gaim, su alianza con Sun Microsystems para potenciar las descargas de OpenOffice a cambio de la integración de la barra de google en el paquete de Java, y la posterior contratación de varios ingenieros que trabajarán dedicados a mejorar OpenOffice. Su oferta de una red wifi

Muchos intentos encaminados a diversificar una posición dominante para evitar el desplome del gigante. Todo ello hace que en la mentalidad conspiranoica de algunos se forme la idea de que Google podrí­a llegar a ser el nuevo señor oscuro. Ello se ve influenciado por sucesiones de eventos como los de los últimos dí­as. Resulta que, de un lado el nuevo sistema de AdSense que ha puesto de punta en blanco a la blogosfera, aunque sólo sirve para pagar los cafés de los webmasters estadounidenses hasta el momento, pagando hasta 1 dólar al webmaster por Firefox descargado desde la web en la que se incluya el enlace del nuevo adsense. Muy bien, apoyo a la barra google que va incluí­da en Firefox, frente a IE que emplea como motor de búsqueda MSN Search. Pero no se detienen ahí­, sucede que ingenieros de google (de esos que trabajan dedicados a Firefox, al igual que ahora los tienen dedicados también a OpenOffice) han modificado Firefox para añadir un botón de cierre en cada pestaña, y no sólo a la derecha del todo como existe actualmente (si bien esa opción se puede modificar mediante el empleo de algunas extensiones, firefox no lleva esos botones de forma nativa), para “mejorar la experiencia del usuario”. Con estas cosas las teorí­as sobre un navegador google cada vez cobran más peso. ¿Y qué se consigue con eso? Pues yo me lo imagino como una especie de Flock pero centrado casi exclusivamente en servicios Google, supongo que mantendrí­an soporte para extensiones, y supongo (como de costumbre cuando hablamos de Google) que no estarí­a disponible para GNU/Linux.

Pero el verdadero toque imperial viene cuando se anuncia que Google ha presentado una patente sobre algoritmos de búsqueda personalizados. Parece que van cruzando la lí­nea y ya no son los chicos majos minimalistas de internet, algo que ya se percibe en el ambiente y que se preguntan y analizan otras personas, parece que finalmente con la salida a bolsa y la explosión de la empresa se deben más que nunca a sus accionistas y eso requiere atar el futuro amartillando la competencia a base de patentes como hacen otras corporaciones que, en cambio, son odiadas fuertemente por los usuarios.

Creo, cada vez más, que Google es un gigante mucho más grande de lo que creen sus rivales, y siendo bastante paranoico sigo pensando que si todo le sale bien será un señor mucho más oscuro, pues será bello (gracias a los resultados personalizados de búsqueda que nos piensa proporcionar) y nadie osará contradecirlo en voz alta…

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment