Hadopi, el p2p y el impuesto revolucionario

Muy sorprendido me he quedado al ver el nuevo servicio que Orange ofrece a sus clientes en Francia. Como sabemos, en ese Estado entró en vigor hace ya meses la ley Hadopi, que permite desconectar a los usuarios de Internet si son cazados reiteradamente (3 avisos) utilizando programas p2p. Es la ley que inicialmente conocimos como Ley Sarkozy.

Pues bien, la mencionada ley prevé que el cliente que tiene contratado acceso a Internet sea responsable de lo que se haga con ese acceso: ya sean acciones llevadas a cabo por él, por sus hijos, o por desconocidos que por alguna causa (¿robo? ¿pérdida?) tengan acceso a su ordenador. Esto, unido a las enormes multas por usar p2p que de forma miserable se han impuesto en otros países cuyo modelo está siendo importado a marchas forzadas mediante el ACTA, ofrecen un panorama aterrorizante. Miedo a que la acción de otro conlleve que te caiga a ti una de esas multas absolutamente desproporcionadas.


[La imagen la saqué hace mucho de Prohibido Fijar Carteles, no tengo enlace al post exacto]

Es aquí donde el nuevo servicio propuesto por Orange entra en juego. Orange propone cobrarte 2 euros por bloquear sistemáticamente el acceso a redes p2p de tu conexión a internet (Rue 89).

Párrafo aparte porque la idea anterior no es fácil de asimilar. Pagar para que te bloqueen parte de la conexión. Es una perversión. Mucho peor que el fin de la neutralidad de la red como siempre lo temimos (que consiste en pagar para que te desbloqueen partes de la conexión). Es una perversión, claramente, del tipo de las que tienen lugar sólo porque hay leyes diseñadas de forma perversa, que consideran al usuario culpable a priori y que amparadas en condenas injustas y en la manipulación mediática de las mismas (manipulación porque en la mayoría de estados de la UE una condena similar simplemente no es posible acorde a las leyes vigentes) crean el entorno apropiado para que el miedo se apodere de las personas.

Y así nos va, haciendo posible que Orange ofrezca productos maquiavélicos como éste, aunténticos impuestos revolucionarios para «garantizar tu seguridad» con los que Orange siempre gana: si el cliente paga, porque paga, y si no paga, porque el responsable según Hadopi es el cliente. Productos ofrecidos al amparo de leyes hechas para inspirar temor antes que respeto. Y ése es el problema: cuando el Estado está convencido de que es mejor ser temido que ser respetado, toda respuesta comedida no tiene lugar. Sólo hay hueco para la prohibición.

[Escribí este artículo el día 13, por error le dí a guardar sin publicar y si no llego a leer ahora mismo en el blog de Barraquito sobre este mismo tema, lo habría dejado así creo que de por vida… Cada día estoy más despistado.]

Aprobado el paquete telecom

Tiene gracia que haya sido precisamente hoy (5 de noviembre) el día en que la UE ha aprobado definitivamente el Paquete telecom. Ya todo el mundo habla de ello, yo lo he leído en El mundo gracias a Acalpixca que nos avisó en un comentario al post anterior.

Como en la Crónica de una muerte anunciada de García Márquez, para los que estamos atentos a la evolución de las leyes que limitan nuestra libertad esto no nos sorprende: intuíamos lo que pasaría desde el principio y hace meses que lo veníamos mencionando.

¿Qué quieren que les diga? Es un día triste, aunque tan sólo sea porque el texto aprobado es tan laxo que va a permitir que cada Estado haga lo que quiera… y ya sabemos cómo hace las cosas el Estado. De entrada, el texto no obliga a que una autoridad judicial supervise las desconexiones de usuarios de internet, justo como Reino Unido y Francia exigían, para poder seguir adelante con sus leyes respectivas (Hadopi y Three Strikes).

Europa hace mucho que no es ese sitio de libertades que nos contaban en los 80 (bueno… yo era un niño entonces) cuando se pretendía que nos uniéramos a la CEE. Ahora mismo Europa sufre un proceso de suizificación: conversión paulatina en un espacio fuertemente policial en el que nunca pasa nada (no sea que se nos espanten los magos de las finanzas y se vayan con sus especulaciones a otro sitio) y en el que eres libre (mientras con tu libertad no pretendas hacer algo que no te dejen hacer*) camina hacia una sociedad disciplinaria y bajo intenso control policial.

Lamentablemente no tengo nada que añadir que no haya dicho otras veces que hemos hablado del tema. Podría hablar más rato, pero diría lo mismo que he dicho hasta ahora. Os evito el cansancio, eso sí: la discusión queda abierta si alguien quiere desbarrar en los comentarios :)

(*) A modo de chiste (cuestiono mucho que su atribución sea fidedigna, pero me sirve para la postdata) se comenta que Henry Ford solía decir: «usted es libre de escoger el color de su coche, siempre que el color elegido sea negro». Pues eso. Europa, la gran Suiza.

La ley Hadopi entrará en vigor a principio de 2010

Las primeras advertencias para desconectar a usuarios franceses de internet como causa de la compartición de archivos se enviarán en 2010 (Hoytecnología via Emigrando).

La ley fue aprobada finalmente este verano (durante nuetro parón), pese a que anteriormente había sido rechazada por el consejo constitucional francés.

En la web de La quadrature du net comentan un informe del ISOC en el que se detallan los próximos cambios en la internet francesa como consecuencia de la entrada en vigor de las leyes hadopi que están siendo aprobadas a toda prisa. Hace dos días se aprobó la llamada Hadopi 2, como cuentan en la quadrature.

Como siempre en este tema, aún habrá varios desmentidos, retiradas de la ley, desmentidos de los desmentidos, nueva aprobación de la misma ley… lo de siempre. Habrá que estar atento pero algo parece claro: la cuchilla pende ya sobre los usuarios franceses de internet. La ambición europea comienza a materializarse.

El constitucional francés contra la ley Hadopi

Me enteré hace un rato gracias a la lista de correo de La Quadrature, en cuya web lo explican bien: Hadopi : le Conseil constitutionnel censure la riposte graduée.

El consejo constitucional francés se posiciona en contra de la «respuesta graduada», también conocida como la ley de los 3 avisos, ley Sarkozy o ley Hadopi.

Según este consejo, «el acceso a internet y la presunción de inocencia son más importantes que las imbéciles disposiciones exigidas por la industria para prolongar sus modelos obsoletos».

Entre los blogs en castellano que suelo leer ya lo comenta, casi tan breve como yo, David Bravo.

La ley Hadopi finalmente aprobada en el parlamento francés

La ley HADOPI (ley sarkozy) ha sido adoptada finalmente en el parlamento francés. Lo leemos en Slate.

No tengo que añadir nada que no haya dicho ya en los posts que le he dedicado. Malas noticias.

Bueno, sí: dos enlaces importantes.

¿En qué se parece el Paquete Telecom a la LISI?

El actual debate en torno a la aprobación de las enmiendas torpedo incluidas en el «paquete telecom» y la ley Hadopi me recuerda cada vez más al sufrido durante la aprobación de la Ley para el impulso de la sociedad de la información (LISI).

Parecidos

  • En que ambas propuestas legislativas menoscaban nuestra libertad.
  • En que ambas son anti-populares, pues atacan directamente al pueblo.
  • En que ambas leyes están siendo polémica por la sucesiva inclusión/eliminación de artículos que con su aparición/eliminación hacen de la ley algo mucho más peligroso. En la LISI fue el famoso artículo 17 bis. Aquí es la enmienda 138 (ahora llamada 46). Esta enmienda fue eliminada hace unos días y hoy ha vuelto a ser incluida.
  • La LISI fue aprobada y el Paquete Telecom tiene ya todos los visos de ser aprobado. Malas noticias.

El nuevo texto del paquete telecom ha sido aprobado, y parece que ya nada impedirá que se apruebe. Aunque la inclusión de la enmienda 138/46 no va a obligar a los ejecutivos estatales a aprobar leyes que obliguen a la cooperación entre los ISP y las gestoras de derechos, el texto resultante no prohíbe estos acuerdos y abre la puerta a la aprobación de estas medidas por los diferentes estados miembros.

De esta forma, leyes como la de Sarkozy en Francia (que crea una «autoridad competente», HADOPI, fuera del control judicial) no parecen estar en peligro. No darán su brazo a torcer tan fácilmente.

Así mismo, está por ver que el ejecutivo español presidido por Zapatero no se saque de la manga un decretazo que nos deje temblando y que incendie los ánimos de la población, como vaticinan en El País.

Ninguna opción que contemple que acabemos jodidos debe ser descartada, pues ninguna parece verdaderamente sorprendente: estamos solos y el Estado, claro está, no nos representa.

Por favor, si alguien cree que he entendido mal la nota de La quadrature du net que me avise. Si el debate es la obligación de introducir los cortes o el dejarlo en la mano de los estados miembros, está claro que ya hemos perdido. Los estados miembros harán palmas si les dejan ordenar internet. No hace falta que los obliguen: desean hacerlo ya por su cuenta.

En la nota de la quadrature, dicen que internet se ha reconocido como un derecho fundamental pero a la vez que nada impedirá a las operadoras destruir la neutralidad de la red. ¿Acaso no equivale eso a filtrar el tráfico en función de lo que te estés bajando?

Yo no veo motivos para felicitarnos y sin embargo ahí parecen todos optimistas. ¿Me he perdido algo? Ideas siempre bienvenidas en los comentarios.

Actualización (el día después): Mercè Molist piensa exactamente lo mismo que yo. Da gusto saber que uno aún tiene el ojo agudo; aunque no nos guste lo que veamos con él.

La ley Hadopi, la UE, la autoridad competente y la Sociedad de control

Ayer estuvimos presentando La sociedad de control. El acto (que comentaré mejor cuando tenga algunas fotos y quizá el vídeo del mismo) fue todo un éxito de asistencia (tanto en número como en el conocimiento y la representatividad social de los asistentes). Prometo un post sobre el mismo muy pronto.

Casi a la misma hora, en otro lugar, el consejo europeo y el parlamento europeo acordaban una postura común para aprobar la desconexión de usuarios de internet sin control judicial, con la excusa de los derechos de autor. Y por supuesto, aunque te echen vas a seguir pagando el contrato, que las telecos siempre ganan algunos euros. El mundo via Mercè Molist. La quadrature también habla de ello.

Censura. Pura y dura. Y nacionalismo falaz: resulta que todo eso se hace en defensa de la «economía nacional» (ya saben, lo de favorecer más a los artistas que al amplio tejido industrial e innovador necesario para que no nos vayamos al carajo en 15 años).

Se ve que, con todo retraso, el libro llega justo cuando más falta hace. La votación ya estaba prevista para el 5 de mayo, lo nuevo del acuerdo de ayer es que el europarlamento haya acordado una postura común con la Comisión, de forma que casi con total seguridad la directiva saldrá aprobada.

Europa llena de espinas

Y nosotros estaremos realmente jodidos en una Europa que en 2009 recuerda cada vez más a la Europa de 1930.

Para desgracia de todos, se acabó la fiesta: podemos seguir jugando a unirnos a grupos de mierda en Facebook, o podemos criticar alto y claro y reclamar donde de verdad se nos oiga lo que es nuestro: la libertad de comunicación sin que una entidad bajo el control del poder político decida cuándo enviarte al ostracismo y convertirte en un paria sin mediar ni siquiera la más mínima defensa judicial.

Al infierno se desciende por peldaños, pasito a pasito.