¿Estará nuestra generación a la altura?

Un comentario a la entrada anterior que bien merece su propio post.

«Realmente, no se puede hacer nada contra “el poder”. No creo que la lucha deba hacerse “contra” las leyes, sino “a favor” de la creación de contenidos libres. Buscar un quinto poder (el ciudadano) ya.
Nos meterán goles por la escuadra sí o sí… creo que sería un activismo más eficaz, como en el caso de tu libro, si la gente publicara contenidos bajo dominio público, Creative Commons o alguna licencia más flexible que la rigidez y desvergüenza actual. Con los documentales, con la literatura, la música, el conocimiento científico, etcétera. ¿Estará nuestra generación a la altura?»

CoeN, escritor y periodista (miren nuestra sección de entrevistas, se las debemos entera a él)

Estoy seguro que mucha gente está a la altura dándolo todo por la creación de un procomún libre del que podamos disponer, pero: ¿estará nuestra generación, de forma generalista y masiva, a la altura? Da vértigo pensar una respuesta a esa pregunta. Yo sólo puedo decir que no puedo hacerlo todo pero, que eso no me impedirá hacer aquello que yo pueda hacer.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Exacto. Como decía la Madre Teresa: “no me llamen para motines anti guerra, llamenme para motivos a favor de la paz”. O algo así. Porque ponerse en contra ya no alcanza, o gritar, o quejarse. Es un modo de defenderse, sí, de saber que no estamos de acuerdo. Pero hay que promover lo que queremos alcanzar, hacerlo circular, mostrarlo. Ya queda atrás aquello de simplemente negarse a lo que no queremos. Hay que hacer más cosas.

    Anteayer miraba una peli-documental sobre Macintosh y mostraban una charla de Steve Jobs a sus empleados cuando regresó en el año ’97 a Apple y en un momento dice: “Si queremos progresar y ver de nuevo a Apple prosperar como merece, tenemos que olvidar ciertas cosas. Hay que olvidar la noción de que para que Apple gane Microsoft tiene que perder, ¿de acuerdo?. Hay que asumir la idea de que para que Apple gane, Apple tiene que hacerlo de maravilla.”

    No habla sobre lo mismo, pero creo que de alguna forma resume el nuevo modo de actuar “contra” lo que estamos en desacuerdo. Es hora de proponer, de construír. De crear.

  2. Aunque parezca mentira, que lo es, cada pueblo tiene las normas que desea, y si de muestra vale un botón, la pena de muerte en los lluesei es un referente.
    En el fondo, ocurre como con C. Darwin cambió la visión del mundo de quienes querían cambiar la visión del mundo. A veces la lucha de un sólo ser humano, cambia los que muchos otros quieren cambiar y ejemplos como Darwin o Gandhi, no nos faltan.
    Otra cosa es que no somos capaces de articular una estrategia, hasta la madurez. No creo que Darwin o Gandhi, quisieran modificar el mundo en la forma que lo hicieron, sino en la forma en que pudieron hacerlo.
    Descuida, que la generación que viene estará a su propia altura.
    ¡Salud y buenos alimentos!

  3. Completamente de acuerdo. Hace tiempo que vengo dándole vueltas a la idea pero nunca la he sabido expresar bien. Por ahora, la solución pasa por acceder a contenidos que estén bajo licencias flexibles, por así decirlo, y nutrirse de ellos más que pedir o exigir que los contenidos que están bajo copyright sean liberados o flexibilizados (que también, pero se pueden simultanear ambas cuestiones).
    Cuando muchos contenidos con licencias flexibles obtengan éxitos visibles, la cosa empezará a cambiar. El camino es largo, pero todo camino se recorre paso a paso. Si nunca lo comienzas, nunca llegarás. Yo, en lo personal, lo he iniciado poco a poco: libros y música, principalmente (porque es de lo que más hay). Ah, claro, y podcast. Sobre todo en la música: es increible lo que se puede descubrir por Jamendo. Yo me he llevado más de una agradable sorpresa.

  4. Hay un gran tópico usado hasta por los propios defensores de la cultura libre: ¿y de qué comerían los artistas? Mi pregunta es: debe haber modelos alternativos, pero… ¿cuáles son exactamente? Parece muy sencillo responder en temas como la música: si no compras un álbum, al menos tienes que pagar por los conciertos en directo.
    Sin embago, ¿cómo exportamos ese modelo a la literatura y a otros terrenos? ¿Sustituyendo la palabra “concierto” por “presentación del libro”?
    Supongo que siempre habrá quien pague por tener el soporte físico (libro/cd/película), y no guardado en un disco duro. En cualquier caso, vuelvo a decir lo mismo: no se trata sólo de “ejercer la piratería”, sino de construir un modelo de negocio basado en el libre intercambio creíble y sostenible.
    Escohotado parece un buen comienzo al liberar su último ensayo en la red (paradójicamente, el formato físico está sujeto a otras condiciones de copyright).

Submit a comment