Bicicletas y coches

Un divertida reflexión sobre bicicletas y coches:

Sobre bicicletas y coches

La verdad es que siempre me sorprende la expectación que genera la implantación de servicios públicos de alquiler de bicicletas. Una bicicleta barata vale en torno a 100 euros. Es un vehículo suficientemente barato como para tener una aunque no nos sobre el dinero, que nos permita ir y venir a nuestro antojo, a nuestras horas, cuando queramos.

Y, sin embargo, pareciera que si no te la pone «gratis» (recordemos que nada es gratis, bastantes impuestos pagamos) el ayuntamiento, fuera imposible hacerse con una. Precisamente un coche que cuesta un montón de miles de euros sí tiene sentido alquilarlo para usarlo puntualmente pero, ¿una bicicleta mucho más barata para usarla casi diariamente?

Lo dicho, un sinsentido de la pérdida de autonomía. Pero supongo que la voluntad de no desintermediación tiene corolarios en términos de transporte urbano.

Porque, admitámoslo, el titular y la foto de The Times de ayer son absolutamente irreales, si bien al menos admiten que el único motivo por el que se han vendido más bicicletas es la crisis. Prefiero mucho más el fotorreportaje crowd hecho en The Guardian con fotografías que los lectores envían de sus propias bicicletas que usan para ir al trabajo. Hay mucha más normalidad, menos postureo y menos modelos guapos.

Por cierto, la tira es de Guillermo Casanova (de quien en un vistazo rápido no he encontrado una URL a la que enlazarle), y yo la vi gracias a Eva.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

14 Comments

  1. No nos pongamos tan estupendos (mejor bicis de alquiler que no bicis “at all”), el servicio de alquiler (gratis o no) de bicicletas es un buen complemento a las bicicletas en propiedad, que desde luego, son relativamente baratas si uno compra con cabeza: no hacen falta 12 velocidades para ir por una ciudad normalita. Lo bueno del servicio de alquiler es que te permiten coger la bici incluso cuando no lo habías previsto. No solo de ir a trabajar vive el hombre, y a veces tienes que desplazarte desde A a B cuando tu bicicleta la dejaste en C (de casa). O por la mañana llueve y vas en autobús, pero por la tarde hace sol y te apetece ir paseando en bici. Slow up que dicen los modernos.

    En este sentido, y haciendo patria, creo que la experiencia de Sevilla es todo un acierto: promover el uso de bicicletas mediante un servicio de alquiler prácticamente omnipresente combinado con una extensísima red de carriles bici (140 Km, construidos en 3 años). Desde luego, cada uno puede comprarse una bici si quiere, pero el poder probar la experiencia durante una semana con un desembolso de 5 euros (Sevici tenía un plan semanal de 5 euros), ha animado a mucha gente, como yo, que para ir a la universidad pasé de hacer un trayecto en autobús de entre una hora a hora y media (con transbordo) a coger una bicicleta de alquiler al lado de casa y dejarla en la facultad, tardando entre 30 y 45 minutos. La inversión total fueron unos 15 euros para un año, muy lejos de 100. Mi caso no creo que fuera el único, de hecho se ha pasado de 5,000 usos diarios a 72,000 en 6 años. Ah, y la red costó unos 32 millones de euros. Por comparar, la línea 1 de metro costó 600 millones y mueve a menos gente (aunque a distancias mayores).

    Con razón (y buen criterio) están pensando copiarlo en el resto de Andalucía ( http://www.juntadeandalucia.es/fomentoyvivienda/portal-web/web/areas/transportes/plan_bici/texto/83770544-954a-11e2-8f48-a9c3a8bb53aa ) y hasta en Londres .

    • Está claro que como «descubrimiento» de que las bicis existen puede ser buena idea. Yo no soy partidario de carriles bici, creo que lo normal sería conseguir que podamos ir por la calzada sin que nos avasallen. Pero sé por las personas de allí que los carriles bici de Sevilla fueron un éxito. Lamentablemente, en Málaga se hicieron fatal (pocos, y además por las aceras, quitando espacio a peatones en lugar de desplazar a los automóviles) y además el servicio municipal de bicis es un asco. Pero no sólo en Málaga, en Madrid (donde vivo actualmente) planean un servicio de bicis municipal que costará 25 euros al año + 1 euro al día (50 cent por trayecto). Evidentemente, eso no son 15 euros al año… sino mucho más de 100.

      Ah, no pongo en duda el impacto de la bici en Sevilla (las cifras que comentas creo que son viejas, porque ese 70k me suena como de los 2 primeros años, lo cual lo hace aún más espectacular en transformación), pero bueno… pensar que Londres está copiando a Sevilla y no al servicio de vélos de París, que fue el pionero, tampoco vamos a pasarnos, ¿no? XD

          • Creo que el artículo utiliza mal los datos. Si hay dos poblaciones A y B, de las cuales no solo hay que tener en cuenta la cantidad de accidentes en el caso A y B *respecto al total*, sino respecto a los tamaños de las respectivas poblaciones. Es como decir que el 80% de las personas que mueren, lo hacen en una ciudad de más de 50mil habitantes y extraer de ahí que las ciudades de ese tamaño son peligrosas. Habrá que ver si lo que pasa es que el 80% de la población vive en esas ciudades.

            Según el articulo, los impactos relativos a ir por el borde en plataforma segregada en el lateral forman el 77% de los accidentes de ciclistas. Si del total de carriles bicis, este tipo representase más del 77% estaríamos precisamente ante una demostración de lo contrario. Hay menos accidentes que los que le corresponderían si el reparto fuese equiprobable.

        • Ooops, gracias por esto, desconocía ese matiz y se me hacía más natural que se inspirasen en París.

          Por lo demás, estoy de acuerdo con Jota, el problema de seguridad real viene de la segregación… como «rule of thumb», si tiene ruedas y va más rápido que una persona a pie, debe ir por la carretera con los demás coches, y son los conductores los que han de entender que no sólo hay coches.

  2. La respuesta es… el robo. Uno de los principales motivos que la gente aduce para no usar la bici es el miedo al robo. En algunas encuestas está el primero. Y hay quien ha abandonado el uso de la bicicleta después de que le roben la segunda. A un Ayuntamiento le supone menos esfuerzo (y más publicidad) un servicio de alquiler de bicicletas que intentar solucionar lo de los robos (que pasaría por, entre otras cosas, habilitar aparcamientos en condiciones, quizá vigilados. Apenas se ha hecho nada en este aspecto, y ningún Ayuntamiento se va a arriesgar a ser pionero. Pero para implantar un servicio público de alquiler… levantan el tfno. y ya.)
    Otro factor, creo yo, es el mantenimiento. Proporcionalmente, el mantenimiento por terceros de una bici es más caro: te pueden cobrar 20€ por un pinchazo y un engrase de cadena (parecida mano de obra que un cambio de aceite de un coche, pero este es mucho más caro). La solución, por supuesto, es hacérselo uno mismo. Pero… entre caro o engorroso, casi mejor cojo la del Ayuntamiento. Y ni me preocupo de cuidarla. Me conformo con que ande. Ya se preocupará el Ayuntamiento de todo lo demás (vandalismo, robos, mantenimiento, disponibilidad, etc).
    Y respecto a lo que dice foncu, lo de desplazarte de A a B… es cierto, pero habría que preguntar cuantos casos se dan de desplazamientos “imprevistos”. Creo que es más una disculpa que una razón de peso. En su experiencia cuenta que sustituyó el autobús por la bici de alquiler en un trayecto programado. ¿Cuántos desplazamientos “imprevistos”, de A a B en bici pública, tuviste en ese tiempo?. Pues ese porcentaje pesa los desplazamientos “imprevistos” en la implantación de bici pública.
    Yo voy al trabajo en bici, y, para los imprevistos, autobús. Y ahí entra el tema de la intermodalidad (en simple: meter la bici en el autobús), que le pasa lo que a los aparcamientos en condiciones, que es un tema en el que ningún Ayuntamiento va a entrar…

    • Cierto que el miedo al robo es un freno. A mí nunca me han robado la bici… y yo salía de juerga con mi bici, la dejaba amarrada a cualquier señal de tráfico toda la noche en Málaga (que no es precisamente un Edén de tranquilidad carente de delincuencia xD) y jamás me la robaron. A La vigi le han robado ya varias veces su bici de alquiler en Barcelona, que por cierto desconozco cómo actúa el servicio de alquiler si te roban su vehículo.

      Es cierto que hacer una puesta a punto de la bici propia frente a alquilarla es otra desventaja, pero de nuevo: ¿no estamos sobredimensionando lo que es ajustar los frenos y ajustar la cadena? De verdad… se hace en 15 minutos sin mucha práctica.

      Y lo de llevar la bici en el bus… en Alemania era lo más normal poderla subir al tren, al tram, al metro, o a donde quisieras. Y Dortmund o Düsseldorf no son ciudades pequeñas. Aquí es anatema, los domingos y con suerte.

  3. Os voy a contar mi historia que sé que os interesa mucho. xD
    Soy de Barcelona y aquí desde hace tiempo tenemos Bicing como servicio de alquiler de bicicletas, es barato (en su tiempo costaba 24 al año, aunque supongo que habrá subido desde entonces) y hay bastantes carriles bici en la ciudad. Aun así, parece que cada vez se ve menos gente con Bicing y más con sus propias bicicletas, a pesar de los robos, que al menos en Barcelona están a la orden del día. Intentaré listar lo que a mí me parecen las posibles causas:
    – Las bicis están echas caldo. Unas no frenan, otras no cambian de marchas, otras tienen algún neumatico deshinchado, y a otras les pasan cosas todavía peores. A todas, cuando llueve les patinan las ruedas que da gusto… peligro!
    – Muy frecuentemente la estación de bicicletas de destino está llena y tienes que divagar buscando otras con hueco, llegando tarde a donde tengas que llegar (e.g. trabajo). Y si te pasas del tiempo de uso, te cobran una penalización.
    – Si por lo que sea la bici no se queda bien enganchada en la estación, el sistema no tiene en cuenta que la has devuelto y te cobran como si la hubieses robado, luego la faena es tuya para demostrar que no fue así.
    O sea, que es un mal servicio. Mucha gente acaba prefiriendo hacerse con una bici no muy buena, que no pase nada si se la roban, pero que al mismo tiempo, por no ser muy buena, es menos propensa a que la roben, y así no tienes que depender del estado del servicio de Bicing.
    Supongo que todo esto lo tienen en cuenta a la hora de hacer su negocio y que han optimizado el ratio coste-beneficio (si ahorramos la mitad a costa de perder menos de la mitad de los clientes: beneficio neto).
    Puede estar bien como algo esporádico, pero si la usas cada día te acabas dando cuenta de que te sale más a cuenta tener tu propia bici, precisamente porque ello te libera de la dependencia del proveedor.

    Volviendo a la viñeta, yo entiendo al de las barbas xD supongo que es diferente gastarse 600 euros en una bici buena, de deporte, que gastárselos en una fixie de modernillo que no tiene ni frenos y que lo único para lo que sirve es… para vacilar de que te te sobran 600 euros… es de flipao! xD

    PD: en Barcelona también tenemos multas por ir en bici habiendo bebido. Ya sabes, es por nuestra seguridad…

    PPD: 250 euros en gasolina?? Qué coche tiene Guillermo Casanova?? xD

    • Jajaja, por una parte muchas gracias por tu experiencia, efectivamente me interesa mucho :) Por la otra, lo voy a decir públicamente porque si no reviento: NO ME GUSTAN LAS FIXIES, esas bicis que son más caras aunque tienen menos funcionalidad… me recuerdan a ciertos teléfonos que hasta hace nada sólo podían abrir una aplicación a la vez xD

      PD. Lo de las multas por ir en bici sin diferenciarlas de los vehículos a motor es de escándalo, como si estuviera el cementerio lleno de peatones atropellados por ciclistas.

      PD2. Admito que yo también pensé que ese cálculo de gasolina estaba exagerado xD Voy a contar mi historia: cuando volví de Dortmund a Málaga me compré una bicicleta. Yo solía gastar unos 50 euros al mes en gasolina (vivía a unos 25 minutos de la universidad donde curraba, tráfico urbano). La bici me costó 200 euros y en los siguientes 4 meses sólo llené el depósito una vez… prácticamente la bici amortizada. Cuando me vine a Madrid la cosa fue a peores: viviendo en el centro el coche era un lastre, 8 meses después de venirme aún no me había traído el coche… y al final lo mejor era prescindir de él.

      • ¿Te refieres a esos teléfonos que podías estar 3 o 4 días sin cargar y que nunca se “atascaban” porque no tenían nada en background funcionando? ;)
        La funcionalidad, en las fixies, es como la de esos tfnos.: distinta (sencillez, ligereza, aprovechamiento del esfuerzo…)

        • Sigo viendo a la fixie como un iPhone. Es muy bonita, muy ligera, muy modernilla, funciona muy bien… pero sólo puedes hacer con ella lo que te deja “el fabricante”. A cualquier bici, si te interesa, le puedes quitar los frenos y poner un piñón fijo, cambiarle las ruedas por unas más ligeras y el manillar por uno ridículamente pequeño. Lo que sería una bici libre ;) Pero no será nunca tan bonita ni tan cara como la fixie/iPhone.

          PD: como dato curioso, al menos en Barcelona, se puede observar que tanto la tenencia de fixies como de iPhones se encuentran significativamente sobrerrepresentadas entre la comunidad hipster. Una correlación que da que pensar jeje

  4. Hay por lo menos otros dos problemas resueltos con el sistema de alquiler:

    1) Dónde dejarla aparcada. Ya no desde el punto de vista del robo, sino de que simplemente, no existen infraestructuras para irte con tu bici a un sitio, bajarte, y entrar en ese sitio. El servicio de alquiler te garantiza las estaciones.

    2) Dónde tenerla. Yo prefiero una endodoncia a meter una bici en el portal, en el ascensor y finalmente en casa. A no ser que sea plegable, y en ese caso nos alejamos bastante de los 100 euros.

    Estas cosas son infraestructurales y llevará décadas solucionarlas, si acaso (aparcamientos abundantes, y sobre todo sitios para tener las bicis en la planta baja de los edificios, sin subirlas al piso). Y el éxito de un sistema de alquiler público es lo que permitirá hacer visible la demanda.

    • ¿De verdad es para tanto lo del ascensor? Lo digo porque una endodoncia es cosa seria y dolorosa, y yo lo del ascensor lo hice toda la vida y me parece lo natural. En Suiza, sin embargo, los edificios suelen tener amplio trastero común para las bicis (están bien acondicionados para ello con ganchos a 2 niveles, etc.) y en Alemania un poco igual. Pero aquí siempre hice ascensor + casa sin mayor problema.

      Lo de aparcar no lo des por confirmado. Como dice timidín quinasa, en Barcelona hay el síndrome de la cuesta abajo (del que ya me habían hablado), que viene a ser que la gente coge la bici en su barrio, y baja al centro a trabajar cuesta abajo… y jamás la lleva cuesta arriba a su barrio. Resultado: unas estaciones vacías y en otras no puedes aparcar. Con tu bici y un buen candado, hasta una señal de tráfico o una farola sirven para aparcar, y de esas hay cada 10 metros ;)

Submit a comment