Base de datos policial de… ¡huellas de zapatos!

“El sujeto calzaba Reebok del número 42, pesa 80 kilos”. ¿Qué es esta mieda de comienzo? Cuidado, no es ninguna tontería, se trata del nuevo invento de Blair: La base de datos de ADN, que están construyendo a toda prisa para que ya esté completamente instalada en la vida real cuando la gente se dé cuenta de las implicaciones, no es suficiente.

O al menos eso ha debido pensar el bueno de Tony, que ha comenzado a desarrollar una base de datos con huellas de zapatos (via meneame) de modo que cuando una huella sea hallada en la escena de un crimen (o en cualquier otra parte, por extensión) se pueda cotejar rápidamente con esta base de datos para saber qué calzado llevaba el asesino. Si os parece demencial esperad la puntilla: Estas huellas de calzado tendrán el mismo tratamiento que la información de ADN.

¿Utilidad? No lo sé, se me antoja más surrealista. O así sería si no fuera porque desde que los zapatos llevan RFID implantado en fábrica (source tagging), y considerando que la mayoría de la gente los habrá pagado con una tarjeta de crédito (nominal) y que existe un registro donde se asocian todas nuestras compras, cualquiera puede ahora saber qué hemos comprado.

¿Ayudará a detener criminales? No lo creo, hecha la ley hecha la trampa, los criminales se las saben siempre todas. Pero al resto nos imponen otro banco de datos (ojo, con el mismo tratamiento que los bancos de ADN, que también han aprobado en españa [1, 2, 3]). Y encima se paga con dinero público británico. Poco pan y pésimo circo.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

5 Comments

  1. Ya te digo que está jodido esto de la vigilancia en el Reino Unido. En la oficina de mi empresa en un piiiip pueblo perdido en la campiña no hay esquina que no esté videovigilada. Todas las llamadas hechas desde los teléfonos de la oficina se registran en el flamante “voice recording system” que se ha instalado. En los semáforos para peatones hay cámaras de seguridad. Y en el minibar del hotel…….. RFID. No te lo pierdas, ya lo verás en mi blog. Estoy tan rallada que hasta he hecho un minireportaje del minibar.

    Joé, qué ganas tengo de estar en Barcelona, donde las teles del metro no pirulan, pero al menos te dejan (algo más) en paz!!!!!!

    • Es una mierda… ¿los amantes de “la productividad” no han pensado que un entorno agradable mejora nuestro rendimiento?

      Beh, BCN mola mujer, hay menos cámaras que en Madrid (aunque he notado que hay más ahora, esta última vez que he estado…)

    • es que es difícil de creer. Lo más sorprendente es que lo quieran tratar como ADN… me entra en la cabeza un registro de huellas de calzado (no lo veo algo como muy útil pero tiene sentido), pero ¿tratarlo como algo único de cada uno? ¿Cuánta gente conoces con las mismas adidas y el mismo peso? Todos ellos dejarán una huella igual… y si no es así que alguien me abra los ojos.

  2. no es tan malo en realidad los criminalistas a veces tienen que salir a averiguar de que marca es la zapatilla porque ayuda mucho cuando te encontras con el posible autor del hecho. es una ayuda que depende la circunstancia ademas de que puede poseer pistas.

Submit a comment