Ana María Méndez, Traxtore y la sopa boba del canon.

Hace unos días, leyendo el blog de Mercè Molist en Fílmica supe de Ana María Méndez, una chica barcelonesa que está al mando de la Asociación Española de Pequeñas y Medianas Empresas de Informática y Nuevas Tecnologías (APEMIT) y que anda a vueltas con el canon, ya que la $gae le reclama ni más ni menos que 18000 euros en concepto de canon impagado, debido a la entrada en vigor de un acuerdo de Sgae y Asimelec con efectos retroactivos.

18000 Euros… Puede no parecer demasiado dinero, pero para tomar conciencia de la cifra que estamos hablando, hagámonos la siguiente pregunta, ¿Cuánto tardo yo en ahorrar ese dinero? Espero que entiendan a dónde quiero llegar… Ganar 18000 euros al año es moderadamente normal, ahorrarlos es dificilísimo, y la Sgae quiere que Traxtore pague esa cantidad en concepto de canon atrasado, debido a la entrada en vigor de un acuerdo con efectos retroactivos, es antinatural.

Para que se hagan una idea un CD cuesta 11 céntimos, mientras el canon que pagamos para compensación por copia privada por cada CD es de 24 céntimos. ¿No es algo desproporcionado? ¿No lo es más aún teniendo en cuenta que la reforma de la lpi limita muchísimo la copia privada a la par que enardece y ensalza el canon?

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment