¿Aduanas con oficiales de gobiernos extranjeros?

Ayer viendo las noticias vi una de las que te hacen removerte en la silla de pura incomodidad. Hablaban de la operación paso del estrecho, pero sólo de pasada. Ya saben, por ambientar las imagenes con cayucos-repatriados-dirección-la-miseria y coches cargados hasta los topes dirección la-tierra-donde-nací.

El verdadero mensaje de la noticia era avisar de lo bien preparados que están nuestros puertos para la lucha contra el contrabando a través de las aduanas, en el caso concreto del publireportaje noticiario se trataba del puerto del Algeciras.

La seguridad reside en un sistema de escáner enorme (del tamaño de un camión) que analiza lo que contienen camiones y bidones de estos enormes de mercancías que vienen en los barcos, seguro los han visto alguna vez. El sistema en sí, que es calificado como «no intrusivo» actúa (o eso parecía) del mismo modo que actúa un detector de esos que nos obligan a pasar cuando queremos tomar un tren o embarcar un avión. Totalmente no intrusivo, claro, sólo si se refieren a que no hace falta abrir el depósito. Pero no sólo eso, también mostraban que hacían otras medidas, con medidores de tamaño manual de radiactividad (ayude para lo que ayude, que no me queda claro) y seguramente hacen aún más, no nos lo muestran pero detectar las etiquetas RFID que traen la mayoría de las mercancías (desde que en EE.UU. Wal-mart y otras cadenas las impusieran están muy extendidas, porque el fabricante sólo tiene una línea de fabricación, exporte a donde exporte sus productos).

Pero aún no hemos llegado al detalle que te hace removerte en el sillón. Todo lo que he dicho antes es normal. Lo que el reportaje estaba mostrando es un control de aduanas y todo lo mencionado no difiere en absoluto de lo que puede ser un control de aduanas cotidiano que, por otra parte, es totalmente lógico y necesario cuando se tratan de barcos mercantes capaces de traer ropa para vestir a todo el país o juguetes para abastecer a toda europa[1]. Lo alarmante, y que en el reportaje se pasa también de puntillas, es que toda esa actividad de aduanas en el puerto está supervisada por oficiales del gobierno de los Estados Unidos que deciden qué mercancías son sospechosas, qué barcos son sospechosos y cuáles van a ser pasadas por todo ese tipo de controles de alta tecnología.

Y saber eso es sólo la punta del ovillo, porque lo peor son las preguntas derivadas, para que un oficial de Estados Unidos pueda decidir qué mercancía le parece sospechosa, cuál segura, y cuál hay que analizar con ese cacharro que todo lo ve, lo primero que ese oficial necesita es conocer todas y cada una de las mercancías que tienen previsto pasar y pasan por aduanas, y conocerlo de forma precisa. Y esto es lo inquietante, ¿es esto lo que significa la guerra contra el terror? ¿es esto lo que significa la lucha contra la piratería? ¿es esto lo que significa la globalización? ¿Significa todo eso que debemos entregar el control de nuestras aduanas a un país extranjero que conozca precisa y exactamente todo lo que entra y sale del país? ¿Nos ayuda eso a nosotros en realidad? Parece que para ser un país que nos hace el feo cada vez que puede (bueno, y según dicen nosotros a ellos, pero se ve que en los negocios las malas caras se olvidan) apoyando las reivindicaciones de Marruecos, segundo exportador de petróleo a EE.UU. desde los acuerdos bilaterales firmados hace un par de años, respecto de la anexión del Sáhara Occidental a pesar de que ello implica la eliminación étnica del Pueblo Saharaui, por ejemplo, le pagamos excepcionalmente bien: un detalle de todo lo que entra y sale del país vía marítima. ¿De verdad es esto lo que queremos para mejorar nuestra seguridad?

No lo creo en absoluto. Y para ser realistas desconozco en cuántos ámbitos se está dando ese mismo tránsito asimétrico de información (¿o algún ingenuo en la sala piensa que EE.UU. nos va a dar a nosotros un detalle de todo lo que pasa por sus aduanas?), puede que en ninguno, pero está claro que no podemos descartar nada, ya sabemos (bueno, hasta que no lo diga un juez oficialmente no lo sabremos con seguridad) que los vuelos secretos de la CIA llenos de prisioneros ilegales paraban en España like peter at home (como pedro por su casa, vamos), así que no podemos descartar que esta misma situación se esté repitiendo en otros ámbitos. Para más jodienda, claro.

En fin, un mes de inactividad y vuelvo con un artículo que casi es un off-topic. Tengo comentarios y cositas preparados, pero no tengo ocasión de irlos poniendo. Como el Guadiana, que no se me vea no significa que no lleve agua así que espero más pronto que tarde ir poniendo alguna cosa por aquí. La semana que viene cumplimos dos años y los vamos a cumplir en plena sequía de conexión. Porca miseria!

Referencia:
[1]: Pepe Cervera, Papa noel viene de china en barco.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

2 Comments

  1. Hay industrias pesadas próximas al Puerto de Algeciras que importan chatarra metálica en enormes cantidades. A menudo, esta chatarra procede de desmantelaciones de otras industrias en países con pocos controles (del tipo repúblicas ex-soviéticas) y alguna vez se han disparado las alertas de radioactividad al ocultarse entre la chatarra residuos radioactivos. Aunque las propias industrias tienen sus controles en la recepción de mercancía, no está de más que en el Puerto revisen también.

    Estoy en El Bidorto

Submit a comment