A hombros de gigantes

«Somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no porque la agudeza de nuestra vista ni por la altura de nuestro cuerpo, sino porque somos levantados por su gran altura.»

Bernard de Chartres, en el siglo XI-XII.

Una respuesta a “A hombros de gigantes”

Comentarios cerrados.