5 motivos…

Me pasa Cyberfrancis (y a todos los bloguerones) un nuevo juego de blogs. 5 motivos por los que internet ha cambiado mi vida. En realidad podría poner muchos pero son como caras de un mismo prisma: comunicación, es eso lo que ha cambiado no sólo mi vida, sino la de otros muchos.

  1. Internet es todo acerca de la comunicación: Los diarios locales ya no son locales nunca más. Ahora el periódico de mi pueblo puede tener una página de internet y ser leído por cualquiera en cualquier parte del mundo, por ejemplo en Vietnam. Pero es que los diarios personales tampoco son diarios personales, y cuanta más gente hay más vías de expansión de la noticia tenemos y más difícil se hace bloquearla. Acceso a la información por encima de todo. Primer cambio de internet, y esperemos que no nos lo quiten.
  2. Herramienta de expresión: Listas de correo, foros, blogs, wikis,… Herramientas desarrolladas por personas para personas. La gente siempre tratando de transmitir su visión de las cosas e internet haciéndolo posible. Y yo entre ellos, pero lo importante es que no estoy yo solo. Lo grande es que hay millones de personas transmitiendo su visión de las cosas.
  3. 13-M: Guste o no, internet cambió mi vida y la de todos los españoles el 13 de marzo de 2004, cuando el correo electrónico y los móviles sirvieron para derrocar las mentiras que el último gobierno de Aznar (con el ministro de interior, Ángel Acebes, a la cabeza) intentaron hacernos creer (bueno, todavía hoy lo intentan…) sobre el mayor atentado de la historia de España. No contaban los necios conque las noticias extranjeras (ver punto 1) también se podían leer aquí pese a la manipulación interior. De nuevo la comunicación entre personas, esta vez para expresar cómo no ven las cosas. La verdad saliendo a la luz porque la red hace muy difícil bloquear la verdad.
  4. Mayor acceso a bienes culturales (mwahaha). Pues eso, también ha cambiado la forma en la que entendemos la música. Se acabó escuchar durante dos meses tu último cd y el último cd de tu vecino. La posibilidad de oir a grupos minoritarios que no gozan del apoyo de las grandes discográficas pero que por calidad merecen ser oídos es un mundo nuevo cuando todo lo que te gusta jamás será emitido en la radiofórmula. Hacerlo todo sin pagar un duro porque la música ya es gratis. Y, claro, como te bajas los discos pues te sobra dinero para verlos en directo. Y todos más contentos que contentos. ¡Ouyeah!
  5. Amigos lejanos: y no hablo de la gente que conoces en la red (que también los hay) con la que compartes cosas en común. Me refiero a que hace diez años cuando alguien se iba a vivir a otra ciudad realmente se había ido. La ciudad vecina estaba al otro lado del mundo. Ahora una persona puede estar a miles de kilómetros y yo puedo recibir un e-mail 10 segundos después de que me lo envíe, o hablar con él por mensajería instantánea o por videoconferencia. El otro lado del mundo es la puerta del vecino ahora… Eso es un avance.

Recuerdo cuando hace diez años la gente se extrañaba de mi afición a estas cosas, supongo que no les encajaba en mi perfil de músico-objetor-antifascista-hippioso, supongo que no entendían que la red no la hacen las máquinas, la hacen las personas; y lo interesante de esto es que detrás de cada correo electrónico, de cada noticia en barrapunto y de cada entrada en la wikipedia, de cada blog (¡detrás de cada comentario!) hay una persona. Internet fue pensado para unir máquinas, pero parece que no ha sido exactamente así.

¿Se lo paso a alguien? Sí… se lo paso a Bystander, a Senda y lo reenvío al resto de bloguerones, por si no se han dado por aludidos. Y por supuesto a todo aquel que lo quiera. MEMEs want to be free ;)

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. “internet cambió mi vida y la de todos los españoles el 13 de marzo de 2004, cuando el correo electrónico y los móviles sirvieron para derrocar las mentiras que el último gobierno de Aznar”

    En cuanto a gobierno no cambió tanto. Con la democracia “de pega” que hay aquí simplemente cambiamos un tirano por otro, proceso que se repite cada cuatro años. En el periodo intermedio la opinión de los ciudadanos no cuenta para nada y los que mandan son siempre los mismos.

    El cambio real fue que la sociedad se dio cuenta de que puede autoorganizarse al margen de las élites de poder y llegado el caso montar una iniciativa propia. Que se oiga nuestra voz que hasta ahora estaba silenciada por los grandes medios de comunicación al servicio de las élites económicas.

    Al respecto estaba viendo este documental de Manuel Campo Vidal hablando de este fenómeno:
    http://www.deugarte.com/tres-documentales-basicos

    • Ese lo he visto, hace un tiempo… aún no pude ver los otros dos. El blog de de Ugarte es casi un imprescindible.

      Tienes razón que el cambio real fue el de darnos cuenta de lo que podíamos hacer más que el (no) cambio mismo, y lo del timo democrático lo suscribo…

      ¡Un saludo!

  2. Lo mío fue diferente el 11M. Llegué al trabajo tan contenta porque había pasado por correos a recoger una Lonely Planet de Cuba que me había ganado en un concurso. Solté un ruidoso “buenos días!!” y mi compañera de trabajo casi me fulmina con su mirada. Me dio la noticia. Internet de cabeza, a leerlo con mis propios ojos, rabia e indignación. Pasaron las oras. A eso del mediodía algo me hizo click en la cabeza, algo no me cuadraba, y comencé un periplo por los medios de információn extranjeros. A nuestros titulares “ETA ASESINA” se contraponían los titulares anglos y francófonos que matizaban “EL GOBIERNO DICE QUE HA SIDO ETA”, y de ahí a las vergonzosas ruedas de prensa de Acebes y a los SMS y los emails por internet solo hubo un paso… Yo no recibí emails y menos SMS, pero sí que a base de googuelazos encontré los carteles de los organizadores de la macro-manifestación en Barcelona, y empapelé el barrio entero con ellos. Bendita Internet, benditos móviles, la cosa tuvo éxito: al menos en mi ciudad, FUIMOS TODOS.

  3. Lo mío fue diferente el 11M. Llegué al trabajo tan contenta porque había pasado por correos a recoger una Lonely Planet de Cuba que me había ganado en un concurso. Solté un ruidoso “buenos días!!” y mi compañera de trabajo casi me fulmina con su mirada. Me dio la noticia. Internet de cabeza, a leerlo con mis propios ojos, rabia e indignación. Pasaron las horas. A eso del mediodía algo me hizo click en la cabeza, algo no me cuadraba, y comencé un periplo por los medios de információn extranjeros. A nuestros titulares “ETA ASESINA” se contraponían los titulares anglos y francófonos que matizaban “EL GOBIERNO DICE QUE HA SIDO ETA”, y de ahí a las vergonzosas ruedas de prensa de Acebes y a los SMS y los emails por internet solo hubo un paso… Yo no recibí emails y menos SMS, pero sí que a base de googuelazos encontré los carteles de los organizadores de la macro-manifestación en Barcelona, y empapelé el barrio entero con ellos. Bendita Internet, benditos móviles, la cosa tuvo éxito: al menos en mi ciudad, FUIMOS TODOS.

Submit a comment