3 consejos para un blogger

Me envió pontifex (hace ya muchos días) uno de esos juegos de blogs que recorren la blogosfera cada cierto tiempo. En este caso es el de los 3 consejos para ser un buen blogger. Y yo no suelo jugar mucho a juegos de blogs, pero haré este porque me apetece. Y porque escuchando Devendra Banhart dan ganas de sonreir junto al mundo.

Pero antes de hacerlo debo preguntarme (porque no lo sé): ¿qué es ser un buen blogger? ¿ser un blogger de éxito? ¿o tener un blog y disfrutar del hecho hacerlo poco a poco? Para mí el buen blogger es el que tiene un blog que le gusta y (consecuentemente) lo actualiza de vez en cuando. Que escribas bien, que tus posts sean interesantes, dinámicos, ingeniosos… eso es algo que le interesa al resto del mundo. A tí como blogger ombliguista eso te debe dar igual. Tú eres tú y tu blog, que diría Ortega. Por eso ser un buen blogger (blogging is all about ego, isn’t it?) es muy fácil. Ni siquiera necesitamos tres consejos, creo que con dos será suficiente:

  1. Asegurarse de que realmente quieres escribir un blog. ¿Realmente quieres escribir un blog?
  2. Cuando verificamos que el punto uno se cumple podemos avanzar al segundo. El punto dos es: haz el blog que te nazca de dentro. Si no haces eso, tu blog será una mierda (bueno… no siempre) y al final quedará abandonado como los perros en vacaciones. Un blog es un amante celoso, aunque parezca algo inanimado y dependiente de tí, te pedirá algo a cambio: parte de tu preciado tiempo libre. Por eso, si realmente quieres escribir tu blog haz el blog que te nazca de dentro. El objetivo debe ser que escribir el blog te resulte un pasatiempo divertido, algo productivo. El tema, el tono, el registro y la frecuencia de publicación dan igual (eso te ayudarán a tener lectores, pero ser un buen blogger y tener lectores son dos cosas distintas que no siempre irán de la mano), coge el que te guste.

Para ser un blogger de éxito la cosa es aún más sencilla, no te tienes que preocupar por nada:

  1. No es probable que tengas suerte y te hagas famosillo (lo que se dice un topten, un A-list, uno de esos que la tienen gorda y que reciben iPhones para desayunar y van a saraos); si no tienes suerte nada de eso sucederá. Por si no lo has entendido: yo no contaría con ello, si pasas de 100 visitas al día, date con un canto en los dientes. Tener éxito, en el sentido clásico e inútil (cuando hablamos de blogs) de la palabra, no suele suceder. Mejor ni lo intentes. Haz un blog si te apetece tenerlo, pero no lo hagas por ningún otro motivo, mejor vete a un bar a tomar dos cervezas, será más productivo :)

Y ahora que he acabado creo que puse 3 consejos pero no he llegado hasta el 3, no estoy seguro de saber contar… ;)

Todos mis lectores, amiguetes y visitantes casuales están invitados a participar de este juego. Que no se diga que nadie os ha sacado a bailar.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment