Inmobiliario viene de muerto

Me convocaron la semana pasada por correo-e a una manifestación en Madrid (y yo con estos pelos) convocada por unos «Jóvenes sin Futuro», y es que:

«Jóvenes estudiantes de instituto y universitarios, con el apoyo de intelectuales y profesores han constituído la plataforma de Jóvenes sin Futuro, con el objetivo de protestar contra la precariedad laboral que les ha conducido a una situación que les ha dejado sin vivienda»

Hoy, gracias a Luis, llego a una crónica del evento en la que se comenta que:

Es la primera respuesta unificada sin el paraguas de sindicatos o partidos. Bajo el lema “Sin casa, sin curro, sin pensión, sin miedo” están alzando la voz mientras recorren el centro de Madrid para reclamar cambios.

En ambas citas, las negritas las he puesto yo, que veo fallos argumentales.

No me creo que una organización espontánea desemboque en la constitución de una plataforma que convoca una manifestación a una semana vista, el swarming no opera así.

Me cuesta aceptar, así mismo, que la mayor preocupación de unos adolescentes de instituto sea tener una casa en propiedad, me da la sensación de que alguien les vendió la moto para que se pusieran tras una pancarta que no era su pancarta. Y no habría banderas de ningún partido político, pero no me creo que no los hubiera. Y si de verdad no los hubo, si de verdad la chavalería ahí reunida decide abrir la mani con la reclamación de vivienda… pues tamaña tristeza de adolescencia pensando en viviendas en propiedad.

Por último no acepto como válido, por obvio, que esos jóvenes «reclamen cambios». Todo lo contrario: reclaman que todo siga igual. Cuatro años después del inicio de una devastadora crisis financiera con pellejo inmobiliario y patas muy reales, se convocan manifestaciones por el status quo, por la vivienda en propiedad. Cuatro millones y pico de parados y el resto no llega ni a mileurista. Van todos camino de las peteneras y se pegan a la más conservadora de las banderas: la de la propiedad inmobiliaria. Inmobiliario viene de inmóvil, de carente de movimiento, de quieto. De muerto.