Wifi en los buses de Madrid

«Me hace mucha gracia ese discurso paternalista, que en este caso no vela sólo por nuestra integridad moral ¡también por nuestra privacidad! Muy buena también la observación de Ana: se puede subir al bus con un playboy pero no entrar en su web

Luis, en El censor en la EMT (Madrid me mata).

¡Ah, la dictadura de las buenas maneras…

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment