¿Voto Electrónico? No, aún peor… ¡Por Internet!

«Me he comprometido a ayudar a que Ohio entregue sus votos electorales al presidente Bush el año que viene»

Walden O’Dell, presidente de Diebold, en agosto de 2003.

Ese mismo año Diebold obtuvo un contrato por multitud de millones de dólares con el gobierno estadounidense, presidido por GW Bush, y sus máquinas para voto electrónico se extendieron por todo el estado de Ohio. Por si alguien lo duda, los republicanos salieron vencedores en ese estado, lo cual resultó decisivo para la victoria de Bush sobre Kerry (sin la victoria en ese estado el presidente habría sido el candidato demócrata).

He comenzado el artículo hablando del voto electrónico y de sus negativas consecuencias para la democracia porque a veces la realidad supera la ficción. En este blog ya hemos hablado de voto electrónico (el voto electrónico avanza en Irlanda). Lo malo es que en esta ocasión ni siquiera vamos a hablar de lo que generalmente llamamos voto electrónico: Un paso más allá en la estupidez, el voto por internet.Y lo peor es que no se trata de una loca historia de locos americanos. La grandiosa idea del voto por internet es genuinamente europea: Nos llega de nuestro vecino del norte, Francia.

Ni que decir tiene que si el aspecto cerrado del voto electrónico, eso de no saber qué está haciendo la máquina, es totalmente dañino a la democracia, lo del voto por internet es brutal. No es que sea electrónico y no sepamos si la máquina suma bien o mal, es que si lo puedes hacer por internet significa que alguien te puede obligar a votar lo que no quieres. ¿Acaso alguien ha olvidado que los colegios electorales en los que el voto es obligatoriamente presencial, y la policía que uno encuentra en ellos, la cortinilla y la urna transparente sirven precisamente para evitar que te obliguen a votar lo que no quieres? En EEUU lo olvidaron, pero me sorprende que los franceses, tan orgullosos que están de su democracia aparezcan con estas ideas ahora, quizá necesitan una dosis de realité. Lo malo es que ya lo usaron en 2003 los franceses que vivían en EEUU, ahora lo que quieren es hacerlo extensivo a todos los franceses que viven en el extranjero.

Me parece un plan perverso, no cumple con los puntos básicos que deben cumplir unas votaciones para asegurar que son democráticamente limpias y por tanto no son aceptables por un régimen democrático. Más aún me parece muy grave que sea un pais como Francia, con una democracia consolidada, el que quiera implantarlo. Pero bueno, más de doscientos años de democracia tienen (o tuvieron) en EEUU y sorpresas te da la vida¡Viva la democracia y el voto electrónico!

El voto electrónico es una mala idea, nunca sabremos cómo funciona ese software ni ese hardware, los pucherazos están a la orden del día, el voto deja de ser anónimo, y si además es por internet podrías ni siquiera votar tú, sino otra persona.

*** Enlaces de interés:
* EDRi: Internet Voting in France under Question
* Sobre el voto por internet para la Assemblée des Français de l’Étranger [PDF] (en inglés)
* Informe sobre el uso del voto electrónico en las elecciones a la Assemblée des Français de l’Étranger en Junio de 2006 (en francés)

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment