Teoría cancamusera para pufos

Teoría cancamusera para pufos que a muchos aprovechará, aunque sea tan sólo para coger desprevenido a algún inconsciente (o a alguna entidad sujeta al problema principal-agente en la que el que gasta el dinero no está, realmente, invirtiendo con su dinero): Aardvark fue comprada por Google sin haber fabricado nunca no ya una versión final de su producto, sino siquiera una de desarrollo. El secreto de su éxito (vender por 50 millones de dólares un castillo de humo) fue simular que tenían algo. ¿Estamos vendiendo un sistema de preguntas-respuesta inteligente que puede ayudar a la búsqueda? Pues ponemos a un turco a responder todas las preguntas y ya está. Sólo queda esperar que alguien se lo crea. En ese caso fue Google. Por cosas como ésta cuando uno realmente tiene una idea, le cuesta luego la vida misma sacar la pasta para llevarla a cabo… por culpa de los pufistas profesionales (el señor de Aardvark ha fundado-vendido cuatro empresas en el momento de escribir este post).

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment