El sonido de la perseverancia

«Si dejo de ensayar un día, lo noto; si dejo de ensayar dos días, los críticos lo notan; si dejo de ensayar tres días, el público lo nota»

— Jascha Heifetz, violinista