Recursividad, en Google

Recursividad, según Google

Cuando buscamos algo en Google y el software detecta un posible error en lo que hemos tecleado nos sugiere correcciones. Ahora he descubierto, gracias a un tuit de Pedro Cambra que cuando buscas recursividad correctamente Google también te hace una sugerencia:

Recursividad, en Google

La captura la tomé yo mismo porque el tuit original refería el huevo de pascua en inglés y quise comprobar si funcionaba en otro idioma. Cabe mencionar que no se dispara esta broma cuando buscas recurrencia, que aunque menos común es un término que me gusta más que el calco directo que es recursividad. No se puede tener todo.

Por supuesto, esto no es más que un intento de los ingenieros de Google por evitar la implosión definitiva del universo, que se acerca un poquito más cada vez que alguien busca Google en Google, ésta sí, la auténtica búsqueda recursiva en Internet.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

4 Comments

  1. Mucha de esa gente que busca www;google;com en Google no sabe distinguir la barra de direcciones de un navegador de un campo de formulario HMTL (aunque sepan un URL, lo teclean en la caja de búsqueda del buscador que haya por defecto en el navegador que utilicen). Sería interesante saber qué parte se debe a este analfabetismo digital y qué parte a zopenquismo extremo búsqueda recursiva auténtica.

    • Tienes toda la razón pero no tenia tiempo para extendernos. Más interesante aun que la cuestión que planteas es: ¿cuántos de esos que buscan en la caja de URL podrían aprender la diferencia entre ambas si Google no hubiera impuesto en su navegador (e inducido en su competencia) un diseño de interfaz que bajo la excusa de la simplicidad confunde deliberadamente ambas cajas y usos, que es lo que mas rentabilidad le da a quien vive de poner anuncios en la página de resultados de búsqueda? :)

  2. ¿Y cuántos podrían haberla aprendido si se hubieran detenido un buen rato –digamos 120 segundos– y hubieran hecho unos cuantos clics de ensayo y error?
    Claro que planteas la pregunta interesante. Pero con Goog ya se puede hacer poco para buscar remedio, aparte constatar su conversión en Maleficissimus Diabolus Sapientiae :-) y estar preparado. En cualquier caso, aunque sea de diferente naturaleza y alcance, hay riesgo en unos y otro, en legiones de –no offence– “chimps con pistolas” como en Uno que los Controla a Todos.
    Y esto no iba de argumentar las diferencias entre lo empírico de lo fenomenológico, sólo de sentir curiosidad, de aprender a usar algo nuevo buscando las siete diferencias en una interfaz que, por lo demás, es esencialmente la misma desde los tiempos de Yahoo, que debe de ser 1994/95.

    • Completamente de acuerdo en que hay una carencia tremenda de curiosidad por parte de la mayoría de las personas. Al menos, la tecnología no despierta esa curiosidad.

      El peligro de esa miríada de «monos armados con pistolas» se puede observar sin salir de la web. Por todas las críticas que recibía Google por el poco cuidado que prestaba a Reader, antes de cerrarlo obviamente, (que si no lo actualizan, que si le quitan los compartidos, que si le afearon de la interfaz…) Google no tenía presión por monetizar directamente el servicio, como sí tienen todas las muchas pequeñas empresas que ahora dan servicios parecidos y que mean fuera del tiesto cada dos por tres. Si mal iba dependiendo de los grandes servicios de Internet, ahora van a descubrir lo mucho que se malvive dependiendo de servicios pequeños… Y si de esta no descubren el software libre, ya no sabré qué pensar ;)

Submit a comment