Pirámide del valor

La pirámide del valor o pirámide del valor de las relaciones es un concepto que nos ayuda a entender por qué no todas las relaciones que entablamos nos aportan lo mismo, y por qué los aportes no son igual de valiosos.

Usos habituales

Habitualmente usada en economía y márketing para referirse a la calidad de los clientes reales y potenciales y la especial relación de su distribución en el carácter elástico e ineslástico de la demanda

Humanizando la pirámide del valor

De cara al enfoque correcto de nuestras relaciones en Internet, resulta muy interesante la reconcepción de esta idea en el contexto de la comunicación en red, de forma que explique mejor la diferente intensidad de las relaciones establecidas.

Pirámide del valor

Pirámide del Valor

La pirámide posee cuatro niveles fundamentales:

  • Conocimiento de marca: es el eslabón más bajo y menos valioso, y también el más poblado. Refiere únicamente el conocimiento que se tiene de nosotros y aquí entrarán cualquiera que conozca nuestra marca. Se mejora mediante publicidad.
  • Adhesión: Indica un sentimiento positivo hacia nuestra marca, que no sólo es positiva sino que gusta. Aunque es mejor que el mero conocimiento de marca, no implica ningún compromiso y, en consecuencia, aún tiene poquísimo valor. Se aprecia en gestos tenues y con poco compromiso y retorno, como un Retwit o pulsar el botón de Me Gusta o +1 en servicios de red social.
  • Participación: Si bien Conocimiento de marca y Adhesión tienen su lugar, es con el siguiente nivel, la participación, cuando las relaciones comienzan a ser valiosas. En la participación, el compromiso y la exposición pública de quien adopta una posición crece. El valor deriva de que la participación indica la existencia de un vínculo mucho mayor que la adhesión. Aún así, la participación aún indica una desigualdad: se participa de lo que, en realidad, es de otro. En Internet, el ejemplo básico de participación son los comentarios en blogs. Indican una relación, seguramente valiosa, pero el comentarista debe ceñirse normalmente al tema abierto por el autor de la anotación o post, que seguirá teniendo una posición dominante.
  • Interacción: Es el nivel máximo de compromiso, y por tanto el más valioso. La interacción implica un proceso de intercambio y reflexión a un mismo nivel, en el que todos pueden abrir un tema a debate. El ejemplo fundamental de Interacción vendría dado por un debate que tiene lugar entre diferentes blogs.

Consecuencias e implicaciones

Para cubrir de forma efectiva nuestra comunicación necesitamos dar espacios a todos los ámbitos de compromiso, desde el conocimiento de marca y la adhesión a la interacción.

Al ser los blogs espacios creadores de ámbitos de participación e interacción, éstos serán una pieza clave de nuestra presencia en la Red.