News are bad news

«Creo que no se ha enfatizado lo suficiente que esta recesión es la primera on line de forma que los diarios de noticias en papel han de exagerar para seguir vendiendo. ¡Malo!»

Juan Urrutia, economista y un poco de todo, en su blog.

Ya saben, si aún leen los periódicos, tómense las noticias con una pizca de precaución.

¿Que la cosa está, claramente, chunga? Cierto. ¿Que cuando la cosa mejore los medios seguirán exagerando noticias? Cierto. Lo dice el aforismo: «noticias son las malas noticias». Además, mientras puedan seguir repitiendo que hay crisis podrán suplicar al Estado que reduzca aún más el derecho a cita, o que les dé compensaciones económicas por algún motivo que, bueno…, ya se inventarán. Algo todavía se les ocurrirá.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

3 Comments

  1. Mi experiencia con hechos vividos directamente y su posterior reflejo en la prensa me hacen ver los diarios, en el mejor de los casos, como esas películas basadas en hechos reales que advierten que han sido dramatizadas en razón de aumentar el interés de la cinta. Con una salvedad: los periódicos no incluyen la citada advertencia.

    Respecto a los planes de salvación de la prensa tradicional, como la veda está abierta, se han sumado al carro de la mal llamada (y lo repetiré mil veces) propiedad intelectual para mantener el control sobre las noticias que se difunden.

  2. Si alguien tiene datos de primera mano que me aclare esto que yo tenía entendido:
    Un periódico escrito se financia sobre todo con la publicidad y el coste del periodico en el kiosco lo que hace es financiar el coste del papel, pero los ingresos “jugosos” vienen de la publicidad.
    Entonces en Internet una vez montas tu infraestructura para servir tus noticias via web tus costes entre comillas son constantes por lo que con los ingresos de la publicidad no tendrías que cobrar nada al lector y aún así tus beneficios deberían ser considerables.

    Entonces me planteo dos opciones:
    a) lo que yo creía saber era erróneo
    b) los periódicos mienten como bellacos
    c) la publicidad en internet realmente no da para tanto (¿¿y en el papel si???)
    d) algún punto intermedio entre las anteriores.

    Saludos.

Submit a comment