¿Liberar a Mickey? ¡No! Liberarnos de Mickey

El meme de la semana pasada en la blogosfera (tanto en la inglesa como en la hispana) fue este dibujo que ven arriba (el dibujo se podía encontrar aquí (aunque ahora no funciona), un reivindicativo dibujo publicado en internet y que parodia a Mickey Mouse aludiendo a la extensión infinita del copyright para impedir la libre reproducción del personaje animado. Mucho se ha hablado estos días de Mickey Mouse, sin embargo la mayoría se quedaron en eso: Publicar la imagen. ¿Qué hay de la relación de Disney y la evolución de la legislación sobre Derechos de Autor? El creador de este dibujo seguro la conocía, pero la mayoría de lectores no… Y no he visto muchas explicaciones.

En sí mismo, el dibujo tampoco aporta nada más que el chiste, para tener más datos hay que ver la evolución de las leyes que extienden el copyright y compararla con la edad del mencionado ratón. La conclusión que sacamos es clara: Si de Disney depende Mickey no pasará nunca al dominio público, la tabla que demuestra cómo la legislación se ha ido siempre adaptando a las presiones ejercidas por los dueños del ratón más famoso del mundo (mal que le pese al ratoncito pérez) está modificada de la original extraída de un post del año 2002 en el blog de Aaron Swartz, y de ella se desprende una conclusión rapidísima: El copyright se ha extendido 40 años en los últimos 40 años, de modo que Mickey lleva 40 años estando a tan sólo 20 de llegar al dominio público. ¿Cuánto más vamos a seguir con esta dinámica (estática) ilógica? Desde los años 60 se han modificado las leyes de modo que la factoría Disney mantenga el control sobre «sus creaciones» (y sobre sus plagios). Aquí tenéis la tabla:

Este asunto, aunque parezca trivial es harto importante: No sólo nos impiden reproducir a Mickey Mouse (esto sería un mal menor, casi un bien deseable visto lo visto…), sino que nos impiden reproducir a todos los grandes escritores del siglo pasado que tendrán que esparar varias décadas para llegar al dominio público, para frustración de los lectores que podrían conseguir sus libros mucho más baratos pero se tienen que joder.

Mirándolo desde detrás del espejo, podemos pensar que hace 80 años que nació el personaje animado más famoso de la historia, ¿en 80 años no se ha podido mejorar? ¿no ha surgido uno mejor? ¿es que ahora hay menos inteligencia creativa? ¿no será quizá que la difusión de la creatividad actual está siendo bloqueada por estrictas leyes hechas para favorecer a unos pocos? Y a mí que se pueda mejorar a Mickey me importa bien poco, como dijo Carlos Sanchez Almeida: «Algunos no estamos en el mundo para liberar a Mickey Mouse, sino para librarnos de él». Hay que eliminar las estúpidas restricciones que nos impiden superarnos, y el exceso de copyright está limitando la superación en muchos aspectos. La extensión del copyright más allá de lo tolerable nos afecta a todos.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment