Servidores en la nube, yo cuantificado y la ética del software libre

Hay algo profundamente roto en el modo en que se está enfocando la nueva generación de aplicaciones para Internet, en el modo en que se ignora deliberadamente la posibilidad de interconexión directa entre nuestros sistemas, sin pasar por un servidor externo. En este caso, como en todos, el diseño no es inocente y obedece a una idea: la idea (comentada en estas páginas tantas veces) de que son los datos la soga con la que habrá que atar corto a los usuarios. Y hay una guerra no declarada, pero latente, por poseer los datos de los usuarios. Ahora que todos hablan del yo-cuantificado desdeñando la privacidad y sus implicaciones, es más importante que nunca recuperar el espíritu del software libre y volverlo a colocar en el centro de la concepción de nuevas herramientas, dado que sólo así lograremos crear un entorno donde rija una ética empoderadora y liberadora.