Freno judicial a Facebook Beacon

Facebook

La denuncia contra Facebook y Blockbuster por violar las privacidad de sus usuarios al compartir información de los mismos sin su consentimiento ha acabado con Facebook cerrando su servicio Beacon por petición judicial (Ars).

La denuncia fue hecha en abril de 2008. En total, este movimiento llega casi 18 meses tras la denuncia, casi 2 años desde que Beacon comenzara a funcionar y elevara las protestas de los colectivos pro-privacidad.

De momento, Beacon queda fuera de la ecuación, por excesivo. Pero Facebook es una de esas compañías que aspiran a hacer dinero usando los pequeños momentos de nuestra vida diaria, antes privada. Y también usando la información que generamos cada vez que hacemos click en la web. Así que no cantemos victoria, volverán a la carga. Pero será otro día: hoy todos hemos ganado.

Más adelante veremos en qué acaba todo. Para comenzar, si la defensa de Facebook se sale con la suya el servicio volverá a rodar. De momento, y aunque sea 18 meses después, el servicio (que te afecta aunque no esas usuario de Facebook) se ha detenido. Algo es algo.

Facebook Beacon, Blockbuster y una denuncia por violación de la privacidad

La relación de la privacidad con la publicidad personalizada es estrecha. No se puede personalizar un anuncio si no se conoce al público objetivo del anuncio. Cuanto más quieras adaptar el anuncio al público, mayor conocimiento de los hábitos, las aficiones y la vida privada del mismo vas a necesitar. El problema que surge de la publicidad segmentada es de simple moderación: ¿se puede recoger información sin límites sobre las personas? ¿todo vale? ¿hasta donde consideramos que no nos importa que sepan de nosotros y a partir de qué punto pondremos la barrera de stop? Hablamos de ello en publicidad descontrolada: ¿quién le pondrá riendas?

Facebook Beacon, el programa de publicidad ultrasegmentada de Facebook (y que desconocen la mayoría de usuarios de este servicio web) pretende recopilar cantidades magnas de información personal con el objetivo de desarrollar un conocimiento íntimo de sus usuarios tal que les permita personalizar al máximo los anuncios, siguiendo la lógica que hemos expuesto en el primer párrafo. Pero Facebook Beacon fue desde el principio objeto de muchas críticas y aunque a medio plazo seguramente reportará beneficios a su empresa (a costa de nuestra privacidad) de momento no hace más que darle dolores de cabeza.

Si ya hubo denuncias de EPIC y de muchos usuarios que no querían que Facebook y sus partners compartieran y vincularan automáticamente la información personal de la que disponían, ahora Blockbuster ha sido denunciada por culpa del flujo de datos hacia Facebook Beacon (Physorg). En otras palabras: un usuario ha denunciado a Blockbuster por ser socio de Facebook y compartir con este último sitio toda la información personal/historial de alquileres de su cliente sin el permiso expreso del mismo.

Está claro que no es una denuncia contra Facebook directamente, pero si sus socios comerciales comienzan a recibir amenazas y denuncias por parte de sus clientes, el camino de Facebook Beacon para cumplir su sueño dorado de conocer todas las actividades de todo el mundo para poderlas incluir en tu «feed de actividad» se llenará rápidamente de piedras (más aún).

A mí me parece una buena noticia que los usuarios se quejen contra este tipo de prácticas tan invasivas para nuestra privacidad. Ahora sólo falta esperar a ver en qué queda esta historia.