Cómo mantener un fotolog

Aquello de los blogs ha tenido siempre un problema: hay que escribir. Un gran sector del público internauta compartía una clara demanda: los analfabetos también queremos bloggear. La proliferación de las cámaras digitales, que alcanzó carácter de plaga tras su integración con el móvil, ha infestado nuestras calles de fotógrafos aficionados sin escrúpulos ni sentido del ridículo. Este fenómeno abonó el terreno para el nacimiento del Fotolog, gracias al cual aquéllo de “una imagen vale más que mil palabras” cobra más sentido que nunca. El analfabetismo ya no es un problema, los duros tiempos en que debías romperte la cabeza para teclear poesías y reflexiones baratas que demuestren que eres tonto del culo han terminado: ahora basta tomar una foto. Para usted, que quiere pero no sabe cómo entrar a formar parte de este fascinante mundo, CommonPeopleMusic.com le muestra diez temáticas para compartir con el ciberespacio su particular y valiosa visión del mundo.

1. Pies. Los pies, las zapatillas y las alpargatas son uno de los temas centrales del universo flog. La fotogenia podal no es mi mejor virtud, debo reconocerlo. Sin duda quedaría mucho mejor unas Converse All-Star o, si se es mujer, unas merceditas. Recomendamos hacer un corro con varios amigos y disparar al suelo situando la cámara en el centro. El resultado será una simpática circunferencia de punteras blancas y telas multicolor. Si quiere obtener los mejores resultados, pida a sus amigos que hagan posturitas con los pies.

2. Gatos. Los pies son importantes, pero no hay flog que se precie sin fotos de gatos. Si no tiene uno cómprelo, pídalo a un amigo o atrape uno en su descampado más cercano (no olvide usar guantes). Pie de foto: ‘Éste es Dormilón’, ‘Éste es Calcetines’. Si acaba de sacar al felino del basurero y no se le ocurre nada, utilice Bigotes.

3. Otros animales. A ser posible rubios y blanquitos porque el floggero es tolerante y multicultural, sí, pero la cría aria es mucho más mona. Si el bicho en cuestión pertenece a algun familiar o amigo, siempre se puede añadir un guiño de este estilo: ‘Éste es el orgullo de Juancar, que es un padrazo’. Si ha sido imposible tomar la fotografía sin el pelma del progenitor en medio, añada ‘.. anda que no babea con su niño/a ni ná’. Sí, el ná es innegociable.

4. Orgullo paternal. No les quepa duda que Juancar y su esposa Belén tendrán un flog donde colgarán sistemáticamente fotos de su pequeño vástago en el transcurso de entrañables actividades como arrastrarse por el suelo, dormir o comer. Si usted ha procreado no lo dude: éste es su flog. Titúlelo ‘La niña de mis ojos’ o ‘El hombrecito de la casa’ dependiendo del género. Podrá elegir entre un surtido inacabable de pies de foto: ‘La luz de mi vida’, ‘Nuestro sol’, sea imaginativo y adáptelos al contenido de la imagen: ¿el niño sale pateando la espinilla de papá? proclame: ‘Aquí está el próximo Fernando Hierro’; ¿la niña corretea por el pasillo? advierta: ‘¡Cuidado Claudia Schiffer!’; si en la imagen también sale mamá, considere ‘Mis dos tesoros’. Una simpática alternativa es fingir que es el propio bebé quien lleva el flog. Titúlelo ‘La vida a gatas’ y escriba en el perfil del autor: ‘Soy Saray, tengo cuatro meses y vivo con mis padres’. En este caso, los papás deben escribir entrañables comentarios que parezcan venir del bebé: ‘Ésta es mamá dándome la cena, qué pesada con la papilla ¡si no quiero más!’. El ‘jaja’ al final de cada frase es aquí más recomendable que nunca.

5. Imágenes para la reflexión. Acérquese a un parque, pasee por las calles, dispare al azar y ya saldrá algo. Luego reflexione añadiendo un pie como: ‘Esta foto me hace pensar qué gran ironía es la vida‘. Viene bien añadir un ‘jaja’ al final para quitarle hierro. Al fin y al cabo habíamos quedado en que lo bueno del flog es que se puede ser analfabeto sin complejos, tenemos una extraordinaria sensibilidad, pero somos gente llana y sin pretensiones intelectuales, tampoco hay que ponerse pedantes.

6. Paisajes. ¿Quién dijo que había que marcharse al Himalaya para inmortalizar una puesta de sol? Las playas de Benidorm o un parque son alternativas perfectamente válidas. Consulte la hora del atardecer en el periódico y láncese en busca del sol, muévase hasta que se interponga un edificio, un árbol, un barco, una chimenea, y deje a la opción ‘atardecer’ de su camara digital hacer el resto. El pie de foto no admite discusión: ‘Atardecer’.

7. Ojos. La ventana de un alma: la suya. ¿Va a privar al mundo de tan magníficas vistas? Si en algún momento sospecha que está abusando de la temática ocular, alterne poniendo manos.

8. Amistad. ¿Ha reparado en la considerable proliferación de flashes en los discopubs nacionales? ¡Miles de personas comparten ya su amistad con el mundo! ¿Va a ser usted el último? Abrácense, junten las cabezas, sonrían y enséñenos cuánto se divierten los sábados por la noche: nos encanta verlo. (Disculpen que no incluya una muestra, yo es que no tengo amigos).

9. Comida. Usted cada vez que coma tire una foto al plato. Si cena huevos con patatas fritas añada un comentario a favor de la sabrosa comida tradicional, si le han estafado treinta euros en un restaurante birmano de la calle Fuencarral por cuatro tallos de bambú en un plato cuadrado, comente lo interesante que es descubrir otras culturas. Cualquier cosa sirve si sabe sacarle partido: inspírese en el diario gastronómico de Nacho Canut, un excitante repaso a las bandejas de embutidos, quesos, fiambres y sandwiches del Rodilla que degustan en sus infames giras.

10. Erotismo de baja intensidad. ¿Tiene el culo gordo? ¡Fotografíelo! Una legión de inadaptados con acné aguarda frente a sus computadoras para regalarle comentarios picantones que dispararán su autoestima hasta la estratosfera y más allá. Si es posible tome las fotografías con su web cam y no se depile, quedará mucho más auténtico. El pie de foto: ‘esta foto en bikini me la sacó mi hermana contra mi voluntad, salgo fatal pero no me pongáis demasiado verde eh’ o ‘jaja, y aquí estoy yo recién salida de la ducha, qué horror uf’. Voy a ser caritativo y les voy a ahorrar el ejemplo.

Extra. Mi escritorio. Prepare un estudiado desorden. Es esencial la presencia de libros, discos, revistas, comida, el discman y una taza, a ser posible con café. Si tiene ipod no lo muestre, pero deje los auriculares blancos a la vista. Por supuesto, reserve una esquina al portátil: que se vea que usted puede floggear desde cualquier rincón del planeta. Tómese su tiempo hasta encontrar la disposición adecuada para cada elemento: una pila de revistas, pero cuidado, RDL abajo, MOJO arriba. Que se note que leemos calidad: retire los libros que lea actualmente (Harry Potter y el Código da Vinci), tome alguno prestado de sus padres y haga alguna referencia de pasada, en el caso del ejemplo (abajo) podría ser: ‘me encanta el realismo mágico de Gabo’. La guitarra es completamente esencial: pídala prestada si es necesario. Termine los comentarios a pie de foto con ‘.. bueno, y esta es mi mesa! jaja, qué desastre!’.

Esperamos haberle sido de ayuda, anímese!

*** Fusilado de Common People Music.

Doctor en Química laser especializado en desarrollo de hardware para análisis. Consultor y Project Manager. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red.

Submit a comment