Apagando las cámaras

Imagina que instalas un montón de cámaras de velocidad para aumentar la recaudación de impuestos (digo… las multas) y descubres que la gente corre menos de lo que esperabas y que las multas descienden. ¿Qué haces con las cámaras? Apagarlas.

Así que la pregunta que queda es: ¿las instalan por nuestra seguridad o para cobrar más impuestos? Respóndanse ustedes mismos después de leer el artículo en MSNBC (via Schneier).

Acojonante, pero así son las cosas. Supongo que subirán las multas a los pobres diablos que se pasen de la línea, para compensar las pérdidas.

2 opiniones en “Apagando las cámaras”

  1. Salud

    Como forma intimidatoria no está mal (pudieron poner desde el comienzo cámaras de plástico sin estar conectadas ni nada :P), al menos así no se hubiese gastado demasiado en la tontería esa :P.

    Está claro que el tema de las multas es recaudatorio (totalmente, al margen que se intente “hacer cumplir la legalidad vigente”, los consistorios normalmente tienen una esperanza muy grande en lo que se puede recaudar en multas, no por gusto aparece en los presupuestos), sobre todo las de tráfico en nuestros países (ya que hay otros donde la multa es progresiva, cosa totalmente justificada desde el punto de vista de la gravosidad de la multa para que sirva a sus fines preventivos, tanto generales como específicos)… en fin, nada nuevo bajo el sol.

    Hasta luego ;)

Comentarios cerrados.