El Jardinero Fiel

Anoche estuve viendo El Jardinero Fiel, me pareció una película de la hostia. Pero, ¿qué hago yo hablando de cine aquí cuando nunca hablo de cine en este blog? Pues hablo de cine porque me parece que la película lo merece. Normalmente en este blog cuidamos mucho los temas relacionados con la privacidad, los tejemanejes que se traen muchos gobiernos por mantener un control abusivo sobre sus ciudadanos y, de vez en cuando, resulta inevitable despotricar contra alguna multinacional.

En ese caso, la novela de Le Carré, o quizá la adaptación de Fernando Meirelles pues no he leído la novela, hace un retrato estertóreo de la sociedad de nuestro tiempo. Nos muestra una visión del mundo corporativo, totalmente entregado a sus accionistas y a la búsqueda de beneficios (algo bastante lógico, pero ¿aceptable todo método para conseguirlo?). Dejando de un lado la fantasía farmaceútica, o lo que en la trama pueda haber de fantasía, no deja de parecer bastante creíble el retrato de una empresa que no dudará en actuar para que no frenen sus planes de expansión.

[SPOILER] (pero sólo un poquito…)
Y no nos olvidemos de la sensación de vigilancia que a partir de un momento de la película siente el protagonista, desde su regreso a londres. Donde se nos muestra cómo de excesivo puede ser el control. Me sentí muy identificado con ese detalle de la película (si bien yo nunca he estado en busca y captura, todo hay que decirlo :P) porque de Londres me quedó grabada la sensación de ver cámaras de circuito cerrado de tv por todas partes. Pero muchísimas más de las que se pueden ver en otro sitio. Ni en Bruselas, capital de la UE, veías tantas. Ni siquiera en torno a edificios oficiales, donde sí que había, veías tantas… Lo de Londres me pareció demencial, y me resultó curioso ese aspecto, que ya alguien comentó en algún comentario por aquí hace un tiempo.
[FIN SPOILER]

Bueno, para que no se diga, una recomendación de cine. Una película que todo conspiranoico debería ver para sentirse menos sólo en el mundo (hay más gente que ve el mundo como tú xD) pero que también debería evitar ver para evitar recaídas de ánimo.

Sin coñas: La peli vale la pena verla, yo de vosotros no me la perdería ;)

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.

2 Comments

  1. La ví no hace mucho, incluso escribí sobre ella yo que tampoco le dedico mucho espacio al cine en mi blog. Sólo que yo me centré más en el mensaje del maltratado Tercer Mundo.

    Sobre lo de las cámaras en Londres tienes razón estuve hace dos veranos y llegas a acostumbrarte, pero al principio parece de broma, sobre todo cuando encima te lo avisan. No se me ocurrió comprar nada que tuviera que probrarme dentro de un probador, pero creo que hubiera buscado la cámara… En cuanto a otros lugares seguramente tendrá que ser como dices porque no recuerdo esa sensación de estar permanentemente vigilada…

    • Tuve la ocasión este mes de conocer a una chica que estudió económicas y trabajó en gestión de una farmaceútica y la conocí justo el día que iba a ver El Jardinero Fiel. Ella también hizo hincapié (cuando la ví unos días después) en el tema del maltratado tercer mundo. Me dijo que ella ha oído hablar de cosas parecidas y que no le extraña en absoluto que eso pueda ser cierto. Lo cierto es que estaba un poco indignada, como todos, creo.

      Es genial cuando la gente demuestra tener conciencia :)

Comments are closed.