Behavioral Targeting

Llamamos Behavioral Targeting a un tipo de publicidad personalizada basada en nuestro comportamiento previo que utiliza un registro de nuestras actividades para mostrarnos anuncios que podrían interesarnos.

Una de las críticas del behavioral advertising es que es percibido como muy agresivo e invasivo con nuestra privacidad. Así, si buscamos en Internet algo como «comprar portátil» o «comprar e-Book», el sistema pasará a mostrarnos preferentemente anuncios de, según el caso, portátiles o e-Books. Cuando el equilibrio no se alcanza, podemos recibir únicamente anuncios de un tipo, con lo cual la campaña pierde efectividad al levantar animadversión y ser percibida como demasiado agresiva.

Como toda publicidad segmentada al máximo, el Behavioral advertising necesita acumular grandes cantidades de información de los usuarios, entrando en conflicto directo con nuestra privacidad, que se ve muy dañada por este tipo de prácticas.