La RMD no es twitter

Hacía unos días le quería dedicar un pequeño espacio a hablar del experimento que supone la Red de Miniposts Distribuidos. Hoy vamos a hablar de Twitter, de miniposts distribuidos, de blogs. ¿Hay algo más soso que un blog hablando de blogs? Hecha la advertencia, el que quiera leer hasta el final de este post que lea, yo ya he realizado el cortés aviso de rigor…

¿Qué sucede si comparamos la RMD y Twitter?

Pues sucede que llegamos a la conclusión de que no son comparables, nacen de una misma idea (aprovechar 1 minuto que nos queda suelto) pero llegan a resultados completamente diferentes. Por supuesto el criterio de «aprovechamiento» o «utilidad» lo debe fijar cada uno. ¿Qué te impulsa a utilizar Twitter? Seguramente esa necesidad no quedará cubierta con la RMD. Lo mismo que lo que sea que te lleva a escribir miniposts no quedará satisfecho con las posibilidades de Twitter. La RMD (a la que me uní hace unos días, aquí están mi nodo) tiene menos posts cortos e interesantes que se leen rápido, pero cuyo contenido suele tener más sentido productivo que Twitter.

Twitter es «la máquina de café», usando la definición que hizo Antonio una vez y que me pareció muy apropiada. Por eso mismo en twitter encontrarás un poco de todo: desde hablar del tiempo a lo cabreado que estoy porque el bus no llega, pasando por el siempre socorrido enlace a lo último interesante (o a la última chorrada). Hay quien comenta hasta los momentos en que le falta papel en el baño, pero eso es otra historia.

Hay quien se queja de que Twitter tiene mucho ruido y pocas nueces, baja SNR (relación señal-ruido) (Scott Karp vía Error 500). Lo único que se me ocurre decir es: ¿alguien prometió que Twitter tenía muchas nueces y poco ruido? Desde el principio se dijo que era una pérdida de tiempo. Sin duda eso es matizable y sin duda Twitter, como toda herramienta, tiene usos buenos y malos, aunque quizá se equivoquen los que piensan que Twitter estaba destinado a gobernar el mundo… eso no sucederá en 2008, quizá más adelante cuando el acceso a la red sea constante y móvil para todo el mundo. Quizá se equivocan muchos que buscan sus nueces en twitter, que es más una especie de IRC asíncrono donde sucede lo que sucedía en los canales de IRC con muchos usuarios: si no estás leyendo permanentemente no te enterarás de nada porque se te juntan demasiados mensajes. Al final la solución pasa por abandonar la cortesía y dejar sólo a las pocas personas que quieres leer/que te lean.

Por otra parte, una cosa está clara: si hay quien dice que twitter no es para las masas, desde luego la RMD tampoco lo es, aunque como posibilidades de blogging tenga muchas más y te permita comentar dos ideas que quizá no extenderías hasta un post largo y que Twitter no te deja expresar (140 letras a veces son muy pocas).

Así no tengo más remedio que aceptar que cuando yo pensaba que la RMD sería el twitter distribuido estaba bastante lejos de lo que es realmente. No son la misma cosa, no sirven para la misma cosa y no buscan la misma cosa. Me gusta más la RMD (pero es tan sólo por cuestión personal de lo que le pido a un minipost), larga vida a Twitter :)

Ah, y sea cual sea tu opción, es tu responsabilidad, úsala con moderación :)