Paradigma del Timeline

Decimos que una herramienta o servicio web está construida sobre el, o recurre al, paradigma del timeline cuando la experiencia de uso de la misma pivota en torno a un timeline de publicaciones recientes que son mostradas al usuario en orden cronológico inverso, esto es las más recientes arriba.

La imposibilidad de navegar los contenidos de otra forma

La definición anterior incluye efectivamente dentro de este paradigma de organización de información tanto a blogs como a lectores de RSS. No obstante, estos dos tipos de herramientas no suelen incluirse dentro de las webs construidas usando el paradigma del timeline.

Esto es porque adicionalmente a esta organización de la información, para que el paradigma del Timeline sea protagonista frente a un paradigma tipo blog son generalmente necesarios dos factores adicionales:

  • Limitar o eliminar la posibilidad de que el usuario navegue y ordene las publicaciones voluntariamente según otros criterios.
  • Concentrar una alta tasa de publicaciones que, agregadas, completan la experiencia del timeline.

Características

Las herramientas construidas con el paradigma del timeline en mente dificultan la lectura detallada de la información, la profundización en un tema determinado, la lectura de toda la información publicada que el usuario recibe en su agregador.

Por diseño, consideran que lo que no es reciente ya no es relevante, y el usuario no recibe notificación de que tiene en su agregador publicaciones sin leer: si no eran suficientemente recientes para aparecer en la parte más alta de su agregador, el usuario no las ve, sin tener certeza de que dicha publicación, en efecto, siquiera exista.

Por todo lo anterior, las herramientas construidas en torno al paradigma del Timeline favorecen la lectura superficial y actualmente es habitual que evolucionen y/o desemboquen en servicios tabloidizados.

Ver también