Neutralidad de la red

Denominamos neutralidad de la Red a la incapacidad de los operadores de Internet de discriminar el tráfico de la Red en función del tipo de información que circula por ella.

Cuándo una Red es neutra

Decimos que una Red es neutra si cualquier máquina puede conectar con cualquier otra y pasar cualquier tipo de información sin que un nodo de la Red (típicamente, tu proveedor de acceso) pueda bloquear dicha conexión de forma arbitraria según el tipo de intercambio que tenga lugar.

Un bit es un bit

«Un bit es siempre un bit, sin importar para nada la pieza mayor de información -mensaje, noticia, obra cultural o de ocio- de la cual forma parte».
Jose Alcántara

Aunque las operadoras ansían desde hace años poder bloquear tráfico de forma específica, esta pretensión no se sostiene si lo analizamos.

Las operadoras quieren cobrar de forma diferente según se acceda a vídeo, a correo electrónico, o se navegue por la web. Pero un vídeo que circula por Internet es una sucesión de bits, igual que un correo electrónico o una web. ¿Por qué entonces tarifarlos como si fueran diferentes? Para poder cobrar dos y tres veces lo que ahora mismo nos cobran una vez, algo que ya parece bastante justo.

La neutralidad de la Red y sus implicaciones económicas

Si Internet es un entorno en el que pequeñas empresas pueden competir con grandes grupos y superarlos gracias a su talento y capacidad de innovación, lo es porque Internet es una Red neutra.

Si desapareciese la neutralidad, el alcance de estas pequeñas compañías, que no sólo son la mayor parte de la economía sino que suponen la inmensa mayoría de las innovaciones, se vería reducido a lo insignificante. El resultado sería menos mercado, menos competencia, precios más elevados para los clientes, peor servicio y nula innovación.

Enlaces