A vueltas con el reglamento de Sinde

Comenzamos la primera semana del año cruzando la península camino de Madrid y leyendo feeds. Así llegamos a dos enlaces interesantes sobre el recién aprobado reglamento que servirá para poner en marcha la ley Sinde:

Resulta evidente que la maraña legal está cada vez más complicada, y que todo es cada vez más molesto y más empobrecedor, pues se continúa creando exclusión en virtud de una restricción artificial.

Sin embargo, podemos frenar la locura y actuar en beneficio de todos por una vez. La solución, como recordábamos ayer en Ad Astra haciéndonos eco de la propuesta de Zemos, ya la conocemos hace tiempo: dominio público.

La única opción de futuro es liberar las obras por decisión propia, liberarlas del enrejado legal en el que quieren atraparnos.