Videovigilancia con wifi y sin enchufes

¿Hay aún rincones de tu propiedad que no pasarían el minucioso examen de la vigilancia propuesta por Bentham o Foucault? No se preocupe. Si el peor problema de la instalación de videocámaras es dotarlas de un sistema de alimentación eléctrico que les permita funcionar, ese problema tiene los días contados con este nuevo prototipo desarrollado por NEC (Digital World Tokyo, vía): una cámara que se sitúa junto a los fluorescentes del techo y nos ayudará a vivir un poco más en el panóptico.

Para alimentarla se coloca una espira enrollada en uno de los extremos del tubo, cuyas variación de campo eléctrico dentro de la espira generará la electricidad necesaria para alimentar la cámara y hacer posible la toma de imágenes y su envío vía WiFi hasta una computadora.