Stallman rectifica: «prohíban todas las patentes»

Hace unas semanas nos hacíamos ecos de una controvertida propuesta de Richard Stallman (a quien admiramos y en su día entrevistamos) para solventar el enorme y creciente problema del cercamiento digital que suponen las patentes de software.

Lo hacíamos en desacuerdo con él y analizando por qué las patentes de software no admiten soluciones pragmáticas. Las críticas han sido intensas desde muchos ámbitos del movimiento del software libre que él mismo ayudó a crear y hoy leemos en Ars a Stallman abogar por una prohibición total de las patentes de software (y aunque no se posiciona abiertamente, sugiere que sería la postura correcta también con las patentes industriales tradicionales).

Desde aquí no podemos sino alegrarnos de que Stallman haya rectificado y matizado el contexto en el que hizo su afirmación anterior, trayéndola al punto más razonable: el de que con temas como la limitación de la libertad de los demás en base a patentes sobre ideas, no caben medias tintas.

Concluye él mismo:

«The idea of really solving a problem strikes people as radical. People think, we’ve got to look for partial solutions… well that’s a mistake. It wouldn’t do the whole job, and it would be harder to get it passed. There are lots of software developers, they’re all threatened, and if we propose to protect them all, they will all have a reason to support it. Let’s propose a real solution.»

Agree. No es una postura radical, abolir el artificio mediante el cual las ideas pueden ser patentadas es la única postura que aporta una solución que confiera libertad y estabilidad para todos.

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.