El spam de Vodafone

Cada mañana igual, cada día igual. Podrá llover o hacer sol, podrás dormir o tendrás que madrugar. Será lunes, jueves o martes. Otoño, verano, primavera.

Lo único que no te va a faltar ni un sólo día es tu ración de spam de Vodafone. Eso nunca falla. Cada mañana, cada tarde. Ayer, como siempre, recibí varios mensajes (sms + 2 mms), el día acaba de comenzar y yo ya sé que de aquí a final de día recibiré mi ración, incluso de publicidad engañosa en los que Vodafone ya ni siquiera vende servicios sino se mete a tombolista.

No sé cuánto tiempo llevo siendo cliente Vodafone. Con contrato debo llevar casi 5 años. No he cambiado ya de compañía porque no he tenido tiempo de mirar ofertas pero casi con seguridad eso sucederá este verano (ya hace meses que cumplí la permanencia de mi último terminal). Les aseguro que me marcho de esta compañía igual que me marché de ONO harto de tener que buscar su número de atención al cliente gratuito.

No es que Vodafone no sea barata (que no lo es), es que estoy hasta las pelotas harto de que me manden una cantidad inadmisible de publicidad.

Si se cumple la permanencia y no vamos de cabeza a renovar el móvil (y a regalaros otros 18 meses de tiranía), es porque no nos da la gana. No hace falta que me lo digan 3 veces al día porque no es que no sepa dónde están las tiendas Vodafone, que por desgracia no han dejado ni una esquina libre en mi ciudad, sino que no compensa firmar un contrato de permanencia mínima que me atará a una empresa que luego me acosa a publicidad.

Y machacándonos a mensajes de mierda no ayudan a su causa.

[Mañana más sobre los temas de siempre, pero entenderán que si no puedo rajar en mi blog, ¿dónde voy a hacerlo?]

Actualización (2009-07-10): Un mes después, un nuevo post sobre los cambios en este tema.

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.

21 Comments

  1. ¿Por qué no llamas al 123 y ejerces tu derecho de oposición? Yo solicité que mis datos no fueran utilizados con fines comerciales y estoy tan contento: ni una sola molestia, salvo la puñetera factura mensual.

  2. No se por qué, pero me he reído mucho con este post. ;) que arte.

    Llevas razón, ahora que puedes, huye de Vodafone

    • ¿Cómo os trata Yoigo? Me iré de Vodafone seguramente, pero no tengo la cabeza para ir pensando en el móvil… lo haré cuando acabe lo que tengo entre manos.

  3. ¿Alguien sabe a qué número hay que llamar que no sea el 123 para que dejen de mandarte publicidad?
    Hace 3 meses que me fui de Vodafone y AÚN me siguen mandando los sms como si siguiera con ellos.
    Lo comento para que trates antes darte de baja de la publicidad porque ni cambiando de compañía te dejan en paz :S

  4. Desde hace un año estoy en Simyo al que me cambié porque me parecía estar regalando un montón de dinero a Movistar (consumo mínimo, permanencias por cambio de móvil, tarifas abusivas, planes de tarifas crípticos…)

    Globalmente estoy contento; tengo 3 tarjetas, dos de voz para mi mujer y para mi y una dedicada al modem. Te listo los puntos fuertes y los débiles que he visto en ellos:

    +Tarifas clariiiiitas (quizá la excepción con los planes de datos)

    ++Magnífico sistema de control de gasto, consumo, recargas, etc via web

    ++No hay consumo mínimo, ni periodo mínimo de permanencia ;-)

    ++El funcionamiento con tarjeta prepago y contrato es virtualmente idéntico (salvo para el plan de datos de 20Gb, que obligatoriamente tienes que tener contrato); desde la web puedes programar recargas automáticas para no estar pendiente del saldo en caso de acogerte a la modalidad de tarjeta prepago.

    +Razonablemente barato: 0,08€ por minuto (0,00 €/minuto entre teléfonos simyo durante 10 minutos por llamada); sólo el peaje de 0,15 € por establecimiento de llamada me parece abusivo (pero, vaya, tan abusivo como las demás).

    +El plan de datos por defecto de 5 Gb (que tienes automáticamente incluso sin contrato) es muy competitivo. Ideal para uso esporádico de la red. Ahora bien, es un poco lioso en su tarificación.

    =Tienen un blog de autobombo donde anuncian novedades e informan al cliente; en los comentarios la gente plantea problemas técnicos y el personal de simyo frecuentemente contesta. Es una especie de servicio técnico improvisado, pero no hay garantía de contestación.

    -La atención telefónica es igual de chapucera que en otras compañías

    -No hay acceso total a los llamados “números premio” (esos números de 4 cifras de los programas de la tele y otros servicios para enviar SMS); algunos funcionan y otros no; y lo malo es que no hay acceso a un listado de números que funcionen; parece que van dando de alta algunos poco a poco, pero no sé si la dificultad es técnica, o económica (acuerdo con el proveedor del servicio). Tienes que llamar al odioso servicio telefónico y preguntar por un número determinado; o bien probarlo y constatar que no funciona. Te parecerá una tontería, pero hay un par de servicios (no televisivos…) que me gustaría tener disponibles y con simyo no puedo :-(

    =Te puedes ir cuando te de la gana, sin burofax ni zarandajas. Como no lo he probado todavía, no puedo evaluarlo como positivo ;-)

    P.S. Se me olvidaba lo del spam. Algo hay: 1 o 2 veces al mes recibes, bien por SMS o bien por correo electrónico, información sobre algún servicio nuevo, algún cambio… esas cosas

    • «Te puedes ir cuando te de la gana, sin burofax ni zarandajas»

      A mi, justamente eso, me parece de lo mejor de Simyo. Si, es triste, pero viendo lo que hacen las demás compañías, que en muchos casos te hacen perder la paciencia para conseguir la baja, el que una de ellas te ofrezca la posibilidad de darte de baja haciendo un simple clic en un botón (realmente son dos) en tu web de usuario me parece la leche (y que conste que considero que eso debería ser lo normal).

      Pongo las capturas para el que no se lo crea ;)

      botón 1
      botón 2

      • Pues sí, ya es sorprendente que te lo hagan tan fácil, normalmente es un infierno del que te libras tan sólo porque la nueva compañía está tan interesada en tenerte como cliente que te lo tramita todo, porque si llegas a tener que hacerlo tú mismo… uffff

    • En unos días te confirmo si llamando al 123, como nos indican en un comentario más arriba, realmente se logra un cambio a mejor. Ya he llamado, en todo caso.

  5. El otro día a eso de las 3 de la mañana me despierta el móvil sobresaltándome, ¿habrá pasado algo? ¿alguien borracho como una rata se acuerda de mí? ¡No! Vodafone que me dice que hay unos móviles super baratisimos en su tienda que ya estoy tardando…

    Si ya es molesto el puñetero spam a media tarde, de madrugada ya riza el rizo pero lo mejor es que si te vas a la web a ver los super móviles te encuentras con lo de siempre: 3 móviles super básicos por dos duros y el resto a sus precios insólitos de siempre. Que lo triste es eso, que firmamos las permanencias por unos descuentos que dan risa en los terminales…

  6. Siempre nos engañan con permanencias y ese tipo de chufas, cuando con la actual ley (cambio de operador en dos días, con el mismo número), lo interesante es tener un móvil libre. Si, me refiero a comprar un móvil, algo a lo que la gente es reacia (¡si me lo regalan…!), pero que es LA SOLUCIÓN. Que me envías publicidad, cambio de compañía, que me cobras muy caro, cambio de compañía, que no tengo cobertura en mi nueva casa, cambio de compañía, …

    Al final todas son iguales, te intentan robar por todos lados, pero te quedas de a gusto cuando cambias, ….

Comments are closed.