El spam de Vodafone

Cada mañana igual, cada día igual. Podrá llover o hacer sol, podrás dormir o tendrás que madrugar. Será lunes, jueves o martes. Otoño, verano, primavera.

Lo único que no te va a faltar ni un sólo día es tu ración de spam de Vodafone. Eso nunca falla. Cada mañana, cada tarde. Ayer, como siempre, recibí varios mensajes (sms + 2 mms), el día acaba de comenzar y yo ya sé que de aquí a final de día recibiré mi ración, incluso de publicidad engañosa en los que Vodafone ya ni siquiera vende servicios sino se mete a tombolista.

No sé cuánto tiempo llevo siendo cliente Vodafone. Con contrato debo llevar casi 5 años. No he cambiado ya de compañía porque no he tenido tiempo de mirar ofertas pero casi con seguridad eso sucederá este verano (ya hace meses que cumplí la permanencia de mi último terminal). Les aseguro que me marcho de esta compañía igual que me marché de ONO harto de tener que buscar su número de atención al cliente gratuito.

No es que Vodafone no sea barata (que no lo es), es que estoy hasta las pelotas harto de que me manden una cantidad inadmisible de publicidad.

Si se cumple la permanencia y no vamos de cabeza a renovar el móvil (y a regalaros otros 18 meses de tiranía), es porque no nos da la gana. No hace falta que me lo digan 3 veces al día porque no es que no sepa dónde están las tiendas Vodafone, que por desgracia no han dejado ni una esquina libre en mi ciudad, sino que no compensa firmar un contrato de permanencia mínima que me atará a una empresa que luego me acosa a publicidad.

Y machacándonos a mensajes de mierda no ayudan a su causa.

[Mañana más sobre los temas de siempre, pero entenderán que si no puedo rajar en mi blog, ¿dónde voy a hacerlo?]

Actualización (2009-07-10): Un mes después, un nuevo post sobre los cambios en este tema.