El estado del software libre en el ámbito del NoSQL

Desde hace un tiempo presto cada vez más atención al estado del software libre en ámbitos hacia los que no solíamos mirar. Uno de ellos, como el lector habitual ya conoce, es el de la movilidad. El otro, del que hablo menos pero leo tanto o más, son las bases de datos no relacionales, o bases de datos NoSQL.

En este ámbito, tenemos tres proyectos de los que se habla mucho: CouchDB, MongoDB y Cassandra. CouchDB es uno de los emblemas de las nuevas tecnologías de bases de datos NoSQL, posición de honor que comparte con MongoDB y Cassandra, proyecto liberado por Facebook. Los tres son software libre: CouchDB y Cassandra licenciados bajo licencia blanda (Apache) y MongoDB licenciado bajo licencia dura. Cassandra, a la sombra de su origen en Facebook, es posiblemente el que más papeletas tiene para convertirse en el rey del NoSQL libre.

Resolvamos el puzzle. CouchDB, actualmente gestionado por la fundación Apache, tiene un futuro desde hoy más incierto. Los desarrolladores y el fundador se marchan para trabajar en Couchbase, un proyecto empresarial que evolucionará su propia versión paquetizada y privativa de CouchDB. Lo explica Damien Katz, fundador y desarrollador original, en su blog: van a impulsar un proyecto que, «sin duda alguna, no será parte de Apache».

No soy nada partidario de las licencias blandas. Entiendo que pueden animar mercados que de otra forma quizá no se conquistarían con software libre (como fue en el caso de Android), pero lo hacen pagando un precio altísimo (entregando el poder al intermediario, precisamente en tiempos de desintermediación), la victoria de Android (si algún día llega) será una victoria pírrica: otra como ésta y no la contamos. Android no ha llegado a ser el sistema libre, abierto y empoderador que necesitamos. CouchDB ahora pasará a ser privativo. Cassandra será libre mientras a Facebook le interese.

Mientras tanto, queda MongoDB, que hace años que está licenciado bajo AGPL, una licencia tan buena que Google intentó por todos los medios que no gozara de aceptación y prohibió su uso servicio de alojamiento de proyectos de software libre.

CouchDB tiene aceptación por parte de muchos programadores, y aunque Cassandra goza de más nombre, no dejo de pensar que quizá la coyuntura actual abre una ventana de oportunidad a MongoDB. El software libre en el ámbito del NoSQL goza de buena salud, pero lo hemos visto mil y una veces: las licencias blandas son tramposas y favorecen la intermediación al permitir los derivados privativos. Por mi parte, espero que MongoDB se alce sobre otros proyectos, pues es la única de las tres alternativas que recurre representa el software libre como aquí nos gusta: con una licencia GPL pata negra.