La RFID asalta definitivamente los hospitales

RFIDSobre RFID en este blog hemos hablado mucho, y que últimamente hablemos algo menos no debe ser entendido como una disminución del interés de este tema. Más aún, es un tema cada vez más interesante porque es un tema que cada vez está más extendido y del que los medios no informan en absoluto o informan de forma equivocada (mencionando la propaganda que reparten los fabricantes sin hacer hincapié en los problemas que conlleva esta tecnología).

Hoy vamos a comentar unas notas sobre RFID en hospitales que se me han ido acumulando.

  • Un dispositivo RFID permitirá a los pacientes administrarse sus propios analgésicos (RFIDjournal). Se trata de un ensayo en los centros de salud de Halifax y la principal ventaja parece ser que permite a los pacientes administrarse los medicamentos, ahorrando tiempo por parte de los cuidadores. De esta forma, parece que la «ventaja» para el enfermo es que ahora no recibirá tanto trato humano, sino que un chip le dirá cuándo debe tomarse la pastilla. Toda una ventaja.
  • Muros virtuales con RFID permitirán conocer la posición exacta de todo el material del hospital (Medgadget). La incertidumbre es mucho menor que el tamaño de una habitación, de forma que se pueda saber en todo momento en qué habitación está los equipos médicos y las herramientas. Sin duda, los pacientes también pueden ser monitorizados. Pero lo que es mejor: si los muros rfid fueran los de tu trabajo, también podrías ser monitorizado. Antes de decirme que digo bobadas piensa que ya hay trabajadores sometidos a ese sistema: todos los enfermeros y médicos de estos hospitales. ¿Qué te hace pensar que tú en tu trabajo recibirás otro trato?
  • RFID para recién nacidos en Pondicherry (India) (RIA Novosti via Meneame). Dicen que chippear a los niños servirá para evitar el robo de recién nacidos. Yo creo que para eso, con poner un personal de seguridad en los hospitales sería suficiente. Vamos, es lo que se hace aquí. Pero ellos no son tontos y ya habrán pensado esa solución (mucho más sencilla), así que supongo que hay algún otro motivo que no nos cuentan.

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.

4 Comments

  1. Hombre, aunque no me gusta nada que se le implante un chip a un recien nacido, un guarda de seguridad no implica casi nada en un “hospital” indio.
    Resulta muchísimo más barato (e increiblemente fácil) sobornarle y dar el cambiazo de la hija por un niño que no pagar la dote de la boda, o soportar la “terrible maldición” que es tener una hija.

    • Claro, yo entiendo lo fácil que puede ser sobornar a un guarda de seguridad mal pagado de lo que sea que aquí llamamos “hospital” (que seguro que van mucho más cortos de medios que aquí). Pero chippear a los niños no es la opción… si hay un sistema corrupto, el chip puesto y modificar el registro de chips sólo servirá para dar fé de la farsa. “Cómo no va a ser tu hijo si el registro de chips [falsificado claro] dice que sí que es este”.

      Oye, a tí también buen viaje :)

  2. Cierto, la sobornabilidad en este tema y lugar abre un montón de nuevos problemas… un yuyu tremendo :(

    Gracias! Iré armado con espuma de afeitar, gel, gomina, pasta de dientes, cortauñas, foie de destrucción masiva, un espantasuegras y demás productos terroristas y de paso también me llevaré un fuet, para romper el embargo. Yo tendré que pasar 4 controles, pero la venganza será terrible!
    :P

Comments are closed.