Pues vayámonos, respondieron a coro

Hace un mes se presentó LibreOffice, el fork que, ante el abandono de OpenOffice por parte de Oracle, lanzaban muchos de los viejos contribuyentes a este proyecto, bajo el paraguas de la recién fundada The Document Foundation. Está claro que lanzar un fork no garantiza el éxito, más bien es la casilla de salida de muchos proyectos. Y podría todo quedar ahí, pero Oracle tensó la cuerda obligando a los socios de OpenOffice a elegir entre un proyecto u otro… y la cuerda, parece, se le está rompiendo en forma de migración masiva de contribuyentes a LibreOffice. Váyanse marchando, dijo Oracle; así sea, respondieron todos como una única voz.