Mensajes arriesgados para el iPod

Esta foto la tomé en Frankfurt el otro día (y haciendo click obtienes una versión más grande, y disculpen el flashazo en mitad de la foto…). Es un escaparate de una tienda de electrónica que tenía como mayor reclamo, documento gráfico presente, productos de Apple, más enconcreto el iPod y todo tipo de complementos para éste.

Hace no mucho, cuando este blog cumplió un año decía que había sido capaz de pasar un año sin hablar del iPod, esto ha llegado a su fin. Aunque sólo en cierta medida.

Me sobran motivos por los que no me compraría nunca un iPod:

  1. Porque no vale lo que cuesta. Porque un reproductor de mp3, por muy fashion que sea no debe costar 600 Euros (con ese dinero casi te compras un portátil de gama baja, muchísimo más útil). Apple lo justifica diciendo que no compras un reproductor de música, compras un «estilo de vida». Y la paz en el mundo.

  2. Porque «lo que consumes es lo que realmente apoyas», si te compras un iPod, que es el objeto final en elque Apple pretende que reproduzcas la música que te venden en iTunes y que viene cargada de restricciones digitales (DRM), estás apoyando la extensión de estos sistemas de DRM. ¿Estás seguro de que quieres colaborar a eso?

  3. Porque es un producto de Apple, y no soporto el fanatismo hacia Apple. De acuerdo, Apple no es peor que cualquier otra compañía. No es más malvada que Microsoft ni Yahoo! ni Google, todo lo más es lo mismo: Una empresa que busca beneficio. Pero mientras Microsoft es odiada por sus usuarios, Apple es amada y glorificada por éstos. Si es de apple es bueno, es cool e inmediatamente es objeto de deseo. Fanatismo hacia las marcas, y olvidamos que la marca no es lo importante, sino el producto. Da igual si es iPod, Zen, o cualquier otro. Desde luego el director de marketing se morirá de la risa al ver todos esos blogs temáticos dedicados únicamente a elogiar al iPod y a Apple, toda esa gratuita cuota extra de exagerada atención.

  4. A estos motivos más «convencionales» a los que ya estamos acostumbrados (alto precio, drm, fanatismo) se une ahora la mensajería estupidificadora y adoctrinadora, mostrada en la foto en torno a la cual gira este artículo. De acuerdo, la publicidad siempre ha servido para modificar nuetra conducta, es su razón de ser, su leitmotif. Pero no tiene porqué tratar al cliente de imbécil y no tiene porqué ir mezclada innecesariamente con mensajes que en nada atañen al producto que se vende. Te venden un dispositivo y te dicen «No robes música», para que te veas a tí mismo quitándole el pan a una ancianita y sufras remordimientos. ¡Nos tratan de imbéciles! Bajar música y robar no son la misma cosa. ¿De verdad esperan que me descargue 60GB de música (15000 canciones, como ellos dicen) (para llenar el iPod) de su tienda online al precio de 1Eur por canción?. iTunes te vende un disco de 13 canciones (un número normal de canciones para un disco) a 13 euros, sin libreto, sin caja,cargado de DRM… Y ¿te dicen que no robes música? Es que encima vamosa ser culpables. Viva Goebbels y las mentiras repetidas hasta la saciedad. Por la confusión premeditada e imbécil que practican en sus anuncios y por querer convencernos de que somos unos ladrones, por eso no me compraré un iPod. Por sino queda claro, si no existieran todos los motivos anteriores este último me bastaría para no comprarme jamás un iPod.

Con un poco de humor podría decir que Steve «Lavacerebros» Ballmer tenía razón, al fin y al cabo Google cuenta con el mismo efecto fanático que Apple: «no uses Google, no uses el iPod…»

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.

6 Comments

  1. Me sigo quedando con mi reproductor de MP3. Le costó a mi novia unos 20€. Y tiene una capacidad de almacenamiento casi ilimitada. Y lo mejor es que no es broma. Es una mezcla entre pendrive+reproductor de MP3+lector de tarjetas SD. Una tarjeta SD de 1GB ya sale por unos 20€, por lo que por menos de 40€ tienes lo que un IPod costaría… ¿muchísimo más?

    Y además puedes llevar varias SD. Y cada vez las hacen más grandes. Y más baratas.

    Y además lleva radio FM.


    Estoy en El Bidorto

    • Yo tengo un discman de los grandotes “antiguos” (manda webos que sea antiguo, lee mp3 y todo). Me dan ganas de pillar un lapiz-mp3 chiquitín, pero mientras éste tire bien no lo haré. Esa opción que comentas mola mucho creo :)

  2. Yo diría que sí por los fenómenos que tú explicas. Blogs y clubs de fans de productos Apple a manta. Blogs que cuando explican experiencias no tan buenas con productos Apple (como ALT1040) no paran de recibir quejas y hate-mail. Una cosa es la fidelidad a un producto (estar satisfecho con él y repetir la compra), objetivo del marketing, pero de ahí al fanatismo de los clientes hay un gran trecho.

    Yo uso un Creative Zen Micro y me gusta mucho, pero si leo que las baterías se gastan demasiado rápido, no puedo dejar de estar de acuerdo con la afirmación, aunque los colores sean guays, aunque pueda grabar con él (eso me ha ido de coña en reuniones de trabajo), aunque tenga sintonizador de radio… cosas estas que no ayudan a hacer desaparecer el problema con la batería (esto tan obvio, si lo dices con respecto a un iPod no está tan claro. Siendo taaaan divino, ¿cómo te atreves a criticarlo?).

    “Concern about freedom from tyranny is a trademark of democracy”
    http://lavigilanta.blogspot.com

    • Del Zen casi todo el mundo habla muy bien. Y es más barato que el iPod, y si lo criticas en público no te rodean ni te increpan con gritos de odio…

      Por lo que he leído es el mejor en calidad/precio, y supongo que no intentan decirte que no robes música, porque si no la bajas no necesitas una capacidad harto enorme para almacenarla… Pero por otra parte intenta que pases por caja, y no me gusta el método. Si me dijeran “y compra música en iTunes, ¡está muy barata!”, aceptaría el anuncio… Pero hay cosas que no :)

  3. Yo tengo algunas cosas de Creative y sus productos o te gustan o no te gustan, pero no te definen como tribu urbana ni ninguna chorrada de estas. Y además no te sueltan mensajes panfletorios y obsoletos generados por las entidades de gestión de los derechos de autor.

    Eres un cliente, compras el producto y te conviertes en propietario, y haces lo que te dé la gana con él.

    “Concern about freedom from tyranny is a trademark of democracy”
    http://lavigilanta.blogspot.com

Comments are closed.