Y mañana… a ver la tele.

Esta viñeta tiene ya algún tiempo, pero sigue siendo de mis preferidas de Cuttlas (y eso que Cuttlas es una debilidad que tengo…).