Londres y la videovigilancia sin sentido

Leemos en 20minutos (las negritas son mías).

La datos demuestran que la cantidad de cámaras de vigilancia instaladas en un barrio, no está directamente relacionada con los casos resueltos por la policía en la zona.

Es más, cuatro de cada cinco de los distritos con más cámaras poseen un porcentaje de crímenes resueltos muy por debajo de la media.

Los millones invertidos en el sistema de videovigilancia deberían haber sido destinados a mejorar las carencias del cuerpo de policía, según el partido que ha realizado el estudio.

Y esto tiene nombre: Teatro de seguridad. Y ahora sí que les dejo tranquilos unos días.

Doctor en Química laser. Consultor especializado en gestión de conocimiento con software libre. Autor de los libros publicados La sociedad de control y La neutralidad de la Red. Fundador de Cartograf.