La paradoja del Blockchain

El desconocimiento sobre una tecnología nos hace pensar en ella, a menudo, como la gran salvación del universo. Ejemplo con Blockchain:

La paradoja del Blockchain

Más allá de las risas, lo cierto es que el hype en torno a Blockchain es enorme, está claro que el conocimiento sobre la tecnología es aún reducido para el gran público, y dado que toda tecnología incomprensible y lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia, la realidad es que las expectativas son altas, muy altas.

De contratos digitales con Blockchain hemos hablado aquí. Hoy, sin embargo, traigo las palabras de cautela de Bruce Schneier al hilo de la enésima vulnerabilidad en un software para gestionar blockchain:

Like all the other blockchain vulnerabilities and updates, this demonstrates the ridiculousness of the notion that code can replace people, that trust can be encompassed in the protocols, or that human governance is not ncessary

Jose Alcántara
Resolviendo problemas mediante ciencia, software y tecnología. Hice un doctorado especializado en desarrollo de hardware para análisis químico. Especialista en desarrollo agile de software. Más sobre Jose Alcántara.

2 comentarios

  1. En mi entorno laboral hemos pasado en poco más de un año del: blockchain es la revolución para todo!!, al pero esto para qué vale para finalmente normalizar que puede tener cierta utilidad en algo tan prosaico como simple tecnología de seguimiento de intercambios de energía en un futuro modelo distribuido.

    Del peak of inflated expectations al plateau of productivity en un año. El ciclo del hype cada vez pasa más rápido!!

    1. Muy interesante que empiecen a aterrizarse ideas sobre esto. Mi impresión es que habrá servicios basados en esa tecnología y que ni siquiera la mencionarán (saber que están basados en blockchain será algo tan friki como lo es ahora saber que tal o cual herramienta está hecha en Python o en Java). Pienso en los contratos blockchain para seguros que mencioné en un post hace un tiempo, o en Stellar, que me descubrió Pere Quintana hace unos días. En ambos casos cuesta ver en sus webs menciones a la tecnología que usan… y, sin embargo, la usan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.